la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Marcos Ana, el nuevo mito del comunismo español, asesinó a un sacerdote, un cartero y un campesino



  • Así lo recoge el expediente número 120.976 del Archivo Histórico de Defensa.
  • Tres crímenes por los que fue condenado a muerte pero, al cometerlos con 16 años, se le conmutó la pena por 30 años de prisión.
  • También está entre los sospechosos de otros cuatro asesinatos, entre ellos, el del padre del cura.
  • En 1961, se benefició del decreto de Franco que excarcelaba a presos que llevaran más de 20 años encerrados.
  • Desde entonces, el poeta se convirtió en icono y héroe de la izquierda y fue galardonado con diversos premios.
  • Almodóvar compró los derechos de su autobiografía para una película. Es una vida muy gráfica.
  • Y nunca pidió perdón.
El comunista Marcos Ana nunca tuvo reparos en reivindicar la figura de históricos asesinos como Che Guevara

Marcos Ana, el nuevo mito del comunismo español, asesinó a un sacerdote, un cartero y un campesino

Cristina Martín
El pasado 24 de noviembre falleció el comunista Marcos Ana (en la imagen) y en estos días hemos podido ver como era loado por el sistema (políticos, telediarios, periódicos,…) y tildado de héroe. En estos ditirambos se olvidaron de un par de detalles. Por ejemplo, de que a los 16 años, recién iniciada la Guerra Civil, en Alcalá de Henares, asesinó a un sacerdote, a un cartero y a un campesino. Probablemente fascistas.

Así lo recoge el expediente número 120.976 del Archivo Histórico de Defensa. Un documento referido por el periodista José R. Barros, en su reportaje sobre el poeta, que se publicó en el semanario Alba en el año 2010 y al que alude Intereconomía y varios blogs (como Gran Canaria Comunidad Autónoma), la plataforma Hazte Oír o un texto de Valentina Orte.

En el expediente número 120.976 se señala que Sebastián Fernando Macarro del Castillo(verdadero nombre de Marcos Ana), con sólo 16 años, “tomó parte directa” en el asesinato de tres personas. 
El 21 de julio de 1936, tuvo lugar el asesinato del campesino Agustín Rosado Fernández, de 45 años y sin afiliación política, pero de mucha religiosidad (o sea, un fascista); dos días después, el del cura Marcial Plaza Delgado, de 41 años, con un disparo en la nuca delante de su madre y de otros familiares, y el 3 de septiembre, el del cartero Amadeo Martín Acuña, de 24 años, que era militante de Acción Popular (otro fascista). 

En aquel momento, el comunista-poeta era secretario de las Juventudes Socialistas Unificadas en Alcalá de Henares y jefe de un grupo de milicianos del ‘Batallón Libertad’.

Pero el nombre de Marcos Ana también está entre los sospechosos de otros cuatro asesinatos: el del padre del cura asesinado, José Plaza Torres; el de Francisco Mirón, el de Faustino Plaza y el de Braulio Gallo (a causa de torturas). 
Asimismo, el Consejo Supremo de Justicia Militar de 1954, negó un indulto a Marcos Ana, pues “tomó parte en profanaciones, detenciones y asesinatos de personas de derechas”. Además, en la Biblioteca histórica ‘Marqués de Valdecilla’ (situada en la calle Noviciado, nº 3 de Madrid) está el archivo histórico del PCE, en cuya Caja 127 están los dossieres de poetas famosos, entre ellos, el de Marcos Ana.

Tras la Guerra Civil y los crímenes cometidos, el poeta fue condenado a muerte en 1943, pero al tenerse en cuenta que los llevó a cabo siendo menor de edad (a los 16 años) se le conmutó la pena por 30 años de prisión. Aunque no llegó a cumplirlos: en 1961, se benefició del decreto de Franco que excarcelaba a presos que llevaran más de 20 años encerrados, pues llevaba entre rejas 22 (desde 1959).

Al ser liberado, se exilió en Francia y entró en contacto con el PCE. Volvió a España tras la amnistía de 1976 y fue candidato al Congreso en las elecciones de 1977. Desde entonces, el poeta se convirtió en icono y héroe de la izquierda y fue galardonado con diversos premios. El primero fue la medalla presidencial Pablo Neruda por parte del Gobierno chileno en 2004, al que siguió: la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2009), el Premio René Cassin de Derechos Humanos otorgado por el Gobierno vasco que entonces lideraba Patxi López (2010), el Premio Fundación Abogados de Atocha -vinculado a Manuela Carmena- y la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes (2011).

Pero aún hay más sorpresas. El nombre de Marcos Ana llegó a sonar entre los que postulaban al Premio Príncipe de Asturias y el director de cine Pedro Almodóvar compró los derechos de la obra autobiográfica Decidme cómo es un árbol para llevar la vida del poeta a película. No sería de extrañar que, aprovechando su fallecimiento, llegue el filme como homenaje, pues para la izquierda es un héroe (Alberto Garzón llegó a afirmar que “hay que seguir el ejemplo de Marcos Ana”). 
Eso sí, deberían considerar mejor a quien le aplican lo de héroe y ejemplo, pues el poeta asesinó a tres personas y no pidió perdón, además, nunca regresó a Alcalá de Henares para no ‘provocar’ (por algo sería). Estamos ante la ‘Memoria Histórica’ unilateral…
---
Enlace relacionado:



Nos deja un héroe del pueblo, un hombre humilde y valiente, un ejemplar militante comunista. Eres el orgullo de tus camaradas y el nuestro.



Los cirujanos taurinos convocan al sector a una reunión sobre la asistencia médica en los festejos

  • Los ciruja
    nos taurinos convocan al sector a una reunión sobre la asistencia médica en los festejos
  • El estamento quiere compartir sus "preocupaciones con respecto al presente y al futuro de la asistencia médico-sanitaria en los espectáculos taurinos"
La Sociedad Española de Cirugía Taurina (SECT) insta al sector taurino a acudir el próximo 16 de diciembre a una reunión informativa organizada por la entidad junto con la colaboración del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid y que se celebrará en la Sala Antonio Bienvenida de Las Ventas a las 11 horas.

La SECT, según anuncia en un comunicado, “cree necesaria la presencia de todos aquellos implicados, de una manera u otra, en los espectáculos taurinos profesionales y populares que se celebran en España”. Así pues, a la reunión, quedan emplazados los representantes de "la Administración Estatal y de las Comunidades Autonómicas, a la Comisión Consultiva Nacional de Asuntos Taurinos, a la Fundación del Toro de Lidia, a todas las Asociaciones de Profesionales Taurinos (matadores, novilleros, picadores, banderilleros, mozos de espada), a los organizadores de espectáculos taurinos y empresarios, a los presidentes de plazas de toros, a los responsables de la Escuelas Taurinas, a las Federaciones y Asociaciones de Festejos Populares y Tauromaquia Popular, a la Real Federación Taurina y a las diversas uniones de aficionados taurinos”.

El motivo de la convocatoria es compartir “nuestras preocupaciones con respecto al presente y al futuro de la asistencia médico-sanitaria en los festejos taurinos en España” como:

-Las incidencias observadas en los últimos tiempos en muchas plazas respecto a la dotación de los servicios médicos e instalaciones.

-Las carencias médico-sanitarias en los reglamentos autonómicos de festejos populares, que consideramos impropias de nuestro tiempo y en discordancia con la realidad asistencial que dichos festejos taurinos reclaman.

-Informar sobre la realidad de la formación y el ejercicio de la Cirugía Taurina en España: la dificultad en la formación específica médico-quirúrgica para la atención de las lesiones en los espectáculos taurinos y en la incorporación de nuevos profesionales sanitarios para los servicios médicos en las plazas de toros.



El Club Taurino de Londres homenajearon a Juan José Padilla en su almuerzo en celebración del 57º Aniversario del Club




"...La fiesta de los toros ha encontrado de nuevo apoyo en el Reino Unido con la asistencia del maestro Juan José Padilla como invitado de honor del Club Taurino de Londres (CTL) en un almuerzo con motivo del 57º aniversario del club, celebrado el domingo 27 de noviembre en el “Oriental Club” en pleno centro de la ciudad..."


57 Aniversario del Club Taurino of London
El Club Taurino de Londres homenajearon a Juan José Padilla en su almuerzo en celebración del 57º Aniversario del Club


Mike Penning
Relaciones Públicas Club Taurino of London
La fiesta de los toros ha encontrado de nuevo apoyo en el Reino Unido con la asistencia del maestro Juan José Padilla como invitado de honor del Club Taurino de Londres (CTL) en un almuerzo con motivo del 57º aniversario del club, celebrado el domingo 27 de noviembre en el “Oriental Club” en pleno centro de la ciudad. 150 aficionados, socios y amigos del club asistieron al evento. Entre ellos estaban el maestro de la tierra, Frank Evans “El Inglés”, Lars Grinde (Presidente de la Peña Taurina de Noruega), Michael Portillo (periodista, presentador y antiguamente miembro del gabinete británico) y esposa. Otros invitados importantes del mundo taurino como los ganaderos Julio y Pablo de la Puerta García-Corona, Bernadina Cava (Presidenta - Asociación Cultural Lances de Capote de Carmona - con la cual el CTL está hermanado) y su esposo.


El Presidente del CTL, Mark Rayner, felicitó al diestro por sus múltiples triunfos durante su larga e importante trayectoria profesional. Destacó su indudable valor puesto a prueba con los hierros más duros del campo bravo pero, sobre todo, enfatizó su ejemplar coraje, casta y determinación ante la adversidad al volver a los ruedos después de la terrible cornada que sufrió en la feria de Zaragoza de 2011.Terminado su discurso, se entregó al torero una jarra tradicional de peltre que ya es costumbre del Club, agradeciendo su apoyo a la afición del Reino Unido mediante su presencia.


Por su parte el maestro Juan José Padilla dirigió unas palabras a los presentes, agradeciendo la calurosa acogida de los socios del club en Londres. Expresó su admiración por la afición de tantas personas en una ciudad tan lejos del mundo de los toros y comentó que tal afición refuerza su convicción que la fiesta nunca morirá.



Cuatro mentecatos / por Paco Delgado



"...Si por mí fuera, mañana mismo prohibiría los toros. Frase textual de Gloria Tello, concejala de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Valencia, ciudad en la que quiere sentar las bases para que “en el futuro desaparezca el maltrato a los animales”...

 Cuatro mentecatos

Si por mí fuera, mañana mismo prohibiría los toros. Frase textual de Gloria Tello, concejala de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Valencia, ciudad en la que quiere sentar las bases para que “en el futuro desaparezca el maltrato a los animales” (sic), como si la capital de la Comunidad Valenciana fuese lugar en el que se despellejan gatos por las esquinas o se apedrean perros en los descampados y se tiran cabras desde sus campanarios por el simple gusto de verlas caer.

La demagogia con que trata de barnizar su fobia y el tinte buenista con el que busca envolver sus propuestas y soflamas revanchistas y malintencionadas no dejan de ser una vulgar tapadera que ya a casi nadie engaña y que no permite ocultar una mala fe y un odio a un muy amplio sector de la sociedad, a la que se supone debe servir, que no sólo la inhabilitan para el cargo que ocupa -superfluo e inútil: una carga más para el ciudadano, al que amenazan de nuevo con otra subida de impuestos, directos e indirectos-, sino que tampoco tapa algo casi todavía peor en un cargo público: la ignorancia. No hay palabra que salga de su boca en la que no se trasparente esa falta de conocimiento de lo que habla.

Ya se ha dicho, y escrito, muchas veces, pero a ella, y a sus correligionarios, no les interesa ni escucharlo ni leerlo. Los toros son una manifestación de nuestra cultura. Y lo es desde hace miles de años, desde que el hombre y el toro coinciden sobre la faz de la tierra.

Millones de páginas se han escrito al respecto. Miles de libros se han publicado explicando razones y motivos de esa relación, sus orígenes, causas y evolución. El filósofo francés Francis Wolff, miembro del Observatorio Nacional de las Culturas Taurinas (ONCT) – que ha conseguido que los toros sean declarados Patrimonio Cultural Inmaterial en el país galo-, autor del libro ’50 razones para defender la corrida de toros’, asegura que el mayor argumento para defender las corridas de toros es, entre otros muchos motivos éticos, históricos, culturales, humanistas y ecológicos, “el concepto de bravura dada la condición natural del toro, pues es un animal que tiene que vivir en bravo, libremente en el campo y combatiendo y defendiendo su libertad, que es precisamente lo que hace más tarde en los cosos taurinos donde es lidiado”.

José Ortega y Gasset el filósofo más conocido a la hora de tratar sobre el tema taurino -no sólo fue el que indujo a José María de Cossío a realizar su monumental obra Los Toros, sino que hizo su propia aportación en dos trabajos clave: el prólogo de la conferencia “El arte del toreo y la bravura del toro” que dio el matador Domingo Ortega en el Ateneo de Madrid, el 29 de marzo de 1950 y el librito “La caza y los toros”- dejó sentado, a través de su ya célebre sentencia, que era imposible conocer la historia de España si no se conocía la historia de la tauromaquia. Y hasta Ramón Pérez de Ayala hizo coincidir el nacimiento de la Fiesta con el nacimiento de la nacionalidad española y con la lengua de Castilla, Ahí es nada, Como para dudar de su importancia. Pero ahí es donde les duele, en lo de su carácter que excede del aldeanismo que tanto les gusta e impregna a esta nueva clase política que busca desgajar antes que unir.

Luis García Berlanga, uno de nuestros más grandes cineastas, siempre tuvo a los toros en consideración y los hizo eje de una de sus más célebres e importantes películas, La vaquilla, en la que que plasma cómo dos bandos enfrentados por ideas políticas están unidos por una misma pasión: los toros. También el director valenciano dejó para la historia una cita definitiva y contundente. Está en su último trabajo -no sé si lo hizo conscientemente, a modo de testamento-, París-Tombuctú y la pone en boca del personaje que interpreta Concha Velasco, que, cuando el protagonista -Michel Piccoli-, viendo una foto de Manolete, le pregunta si en ese pueblo en el que se hallan – el mítico Calabuch- gustan los toros, ella responde que en España los toros le gustan a todo el mundo menos a cuatro mentecatos. Y una de ellos tiene que ser, precisamente, la concejala de Valencia. Vaya por Dios.

martes, 29 de noviembre de 2016

HABLAMOS CON ALBERTO LOPERA, LA VOZ DEL TORO EN COLOMBIA




"...Y llega Rincón

En los 90 llega el boom de un joven hijo de un fotógrafo taurino que se crió en ese ambiente. Desde niño tuvo condiciones increíbles. Bogotá era de los Lozano que la heredaron de los Dominguines..." 


HABLAMOS CON ALBERTO LOPERA, LA VOZ DEL TORO EN COLOMBIA

La voz del toreo en Colombia es la de Don Alberto Lopera. Hoy conocemos en profundidad el pasado, presente y futuro del toreo allí. Un gustazo aprender de una persona instruida, una auténtica enciclopedia del toreo. 

Primero, novillero

Fui novillero profesional en Colombia a finales de los años cincuenta. Toreé varios festejos en la parte seria del bombero torero. Luego actué en un buen número de novilladas sin caballos, viajé a Panamá y de allí a España dos temporadas (1960-1961) actuando en cuatro novilladas y sabiendo que esto era muy difícil. Volví a Colombia comprendiendo las dificultades para triunfar pese a haber ido preparado.

Los puestos en las novilladas de España estaban copados por novilleros de empuje como Paco Camino, Manuel Benítez, Perucha, Tomás Sánchez Jiménez... Me regresé a Colombia y comencé mi labor de comentarista en RCN.

Nacen "Los Toros"

En RCN, a raíz de esos comentarios, empecé a dirigir un programa de toros en 1966 "Los Toros". Es el único programa taurino a nivel nacional que hay en estos momentos. Desde 1968 comencé a narrar las corridas por la misma emisora en Colombia. 

Las narraciones siempre han sido muy especializadas y la gente suele ir a las corridas con el transistor en la oreja. Crecieron las ferias en los setenta, con la radio presente, en una época en la que vinieron toreros muy importantes como Ángel Teruel, Camino, El Viti o Diego Puerta.

Hablamos del boom de las ferias de Colombia con la radio de testigo importante

La afición creció muchísimo en especial en ferias como la de Cali que llegaron a tener una afición comparable a Madrid o Pamplona. Desde enero, cuando salían a la venta las entradas, se agotaban para las corridas del diciembre siguiente. La empresa, así, trabajaba con un valor económico grande y se traían a figurones del toreo.

Manizales también creció bajo la batuta de Chopera y la feria de La Candelaria de Medellín. La temporada de Bogotá tuvo influencia grande en la radio porque no solo todas las radiales acudían sino que también desde otros países para pedirnos la señal para Perú, Ecuador y ciudades de Venezuela.

Hicimos la corresponsalía de medios españoles. Trabajé para COPE con Pedro Javier Cáceres, tras el boom de Rincón vinieron grandes profesionales con los que alterné como Mariví Romero tres años, Fernando Fernández Román, el citado Pedro Javier o Federico Sánchez Aguilar. Todos ellos fueron muy bien recibidos en Colombia y pudieron darse cuenta de la calidad de la radio aquí.

¿Las ferias nacen de la mano de la radio?

No necesariamente, se refuerzan. La feria inicial fue Manizales y por aquel entonces se trajo a un narrador que no era ni conocido ni narraba toros porque en España no se narran. Era Pepe Bermejo de la Fuente, narrador deportivo. Con su acento, su pronunciación y siendo un buen aficionado cogió fuerza la radio en las ferias. No las ferias aparecieron por la radio pero sí les dio fuerza.

¿Por qué se apuesta por los toros en la radio?

Las ferias taurinas son a finales de año: diciembre, enero y febrero. Son los tres meses en los que hay un receso del campeonato de fútbol. En el vacío de esos meses de grandes eventos deportivos la radio acapara la sintonía y como tal una gran parte del publicitario radial y que las empresas invierten generalmente en las grandes como son RCN y Caracol.

Las ferias y la radio de la mano.

Las ferias se inician con la de Manizales en 1956, antes había corridas esporádicas. Los toreros venían en fechas diferentes, cuando podían. La fiesta en Colombia fue firme desde finales del siglo XIX. Sobre 1891 llegan las primeras cuadrillas organizadas de toreros españoles. Eran toreros sin fuerza y se lidiaban ganaderías criollas. 

En el siglo XX comenzó a haber plazas y así empezaron a venir toreros de cierta importancia en corridas esporádicas. Hasta 1923 no había ganaderías y es en ese año cuando se funda la primera de toros bravos que es Mondoñedo que construyó una plaza de toros en Bogotá para lidiarlos, la Santamaría. 

Mientras, nacía la afición en Medellín y en 1945 inaugura La Macarena con el animo de poder ver a Manolete.

En el año 1952 Manizales, con motivo de su centenario, hizo una plaza. A los dos años de inaugurar se hace la primera feria en Colombia. Antes no había ferias y sí corridas. 

En 1958, cuando Manizales lleva tres ferias, los aficionados y ganaderos de Cali construyen una plaza para lidiar sus toros porque allí había cuatro ganaderías. Con la inauguración de la plaza se crea su feria. 

Para estas ferias hubo asesoría española de manos de los Dominguín, familia que dominaba el mundo taurino. Manejaban Bogotá, que daba temporada pero no feria como sigue siendo, dan toros cada domingo.

En ese auge de ferias se necesitaba un torero, llega Pepe Cáceres

A medida que cogen fuerza, sobre todo Manizales. Antes eran toreros españoles todos. Había banderilleros sueltos que aprendían de los españoles comprándoles también las cosas de segunda mano. Se requería un torero colombiano que moviera el patriotismo. Ahí hay dos toreros colombianos que están en España que empiezan a ser apoyados por la prensa. El diario TIEMPO de un gran aficionado, íntimo de los Dominguín, se lanza a apoyar a Joselillo de Colombia y Pepe Cáceres.

Joselillo toma su alternativa en Lorca a base de sacrificio, lucha, sufrimiento y en carteles pobres. Cáceres, apoyado por Andrés Gago, toma la alternativa de manera lujosa en 1956 de manos de Antonio Bienvenida. Tras ella vuelve a Colombia y alterna de tú a tú con Antonio Ordóñez y Luis Miguel Dominguín. 

Tras la alternativa entra en la casa Dominguín y se hace un sitio más importante en España en cuanto a categoría de carteles pese a que torea un número de solo 20-24 festejos. No tuvo, eso sí, un éxito arrollador en Madrid pero sí por fuera. 

A Joselillo le dieron entrada en las ferias colombianas y salieron nuevos novilleros como Óscar Cruz, Vázquez II, El Cali, Jairo Antonio Castro o Jorge Herrera que tenían un buen sitio en España y venían a ferias de Colombia.

Se formó la Unión de Toreros de Colombia y empezaron a exigir un torero de aquí en cada cartel dándoles así cupo para torear en las ferias.

Y llega Rincón

En los 90 llega el boom de un joven hijo de un fotógrafo taurino que se crió en ese ambiente. Desde niño tuvo condiciones increíbles. Bogotá era de los Lozano que la heredaron de los Dominguines. 

Apoderaban a César y le llevaron a España para varias novilladas siendo una muy importante en Zaragoza. Le dan la alternativa el 8 de diciembre en la Santamaría con 16 años con Antoñete de padrino y José María Manzanares de testigo. 

Llena la plaza y ante el éxito, junto al andar de tú a tú con los españoles, vuelve a España pero no le dan cuartel. Pasaron dos años hasta que en 1991 tuvo la suerte de entrar en San Isidro ya con Luis Álvarez pero en un cartel muy protestado. Molés decía, al analizarlo, que a la mesa le faltaba una pata ya que estaba muy completo con Curro Vázquez y Armillita pero que ¿quién era Rincón?.

César llegó con una preparación grande de Colombia y se hizo el amo ese día y al siguiente, haciendo lo que nadie haría, volvió para sustituir a Fernando Lozano saliendo a hombros. Todos saben la historia de su récord que será para muchos años para el mundo, salir cuatro veces a hombros en Las Ventas.

¿Un auténtico acontecimiento para Colombia?

No, aquí ya sabíamos quién era. Había triunfado con Capea, Dámaso, Manzanares y Ponce. Había ganado trofeos de ferias en Medellín, Bogotá o Cali pero no le reconocían en España. Cuando tuvo el boom en Madrid los periodistas que le habían visto aquí como Mariví, Román o Zabala dijeron que "¿pero de qué se extrañan?, los que le vimos en Colombia lo esperábamos". 

Un torero que daba distancia a los toros.. Ortega Cano lo sabía ya que había tenido manos a manos con él en Colombia. 

Su triunfo ayudó a que muchos aficionados que no iban a las plazas empezaran a acudir. En las ferias de 1992 se agotó el papel en todas las plazas porque era obligatoria su presencia. De España vinieron una pléyade de periodistas al igual que de México para verle. Fue un boom increíble. Pasarán otros cien años, recuerda que te dije que las primeras cuadrillas de toreros llegan en 1981, para que salga otro torero de su dimensión.

Se retira

Se produce una orfandad tremenda en la tauromaquia colombiana pese a que había matadores como Luis Bolívar a quién veían, equivocadamente, como su sucesor. Otros toreros como Pepe Manrique o Ramsés pero ninguno ha llegado a su dimensión. Esto es importante aclararlo, ha influido para la merma de la afición en las plazas colombianas. El boom de Cali que agotaba nada más acabar la feria anterior, ya no está. Las taquillas no son las mismas, los llenos no son iguales y el número de corridas tampoco.

Cali ha pasado de doce a seis, Medellín fue dejada por Chopera en doce y ahora son tres, los Lozano dejaron Bogotá en catorce y ahora son seis y Cartagena ha pasado de siete a una. 
Todo ha influido, no solo los antitaurinos. Ha influido eso, el envejecimiento de la afición, el costo de los boletos... pero también la falta de un torero como César Rincón que trajó un boom.

¿Qué papel jugó durante los años del boom Pablo Escobar?

No tuvo nada que ver. No fue nunca aficionado a los toros. Aquí le vi como un aficionado más en un acorrida. El boom de los toros no tuvo que ver con el narcotráfico. Lo que sí hubo fue que en los ochenta, en pleno auge del narcotráfico, se importaron muchos toros bravos por personas vinculadas con el negocio. Hasta ahí, porque no se involucraron directamente en la afición o en apoderar a toreros.

Estamos cerca de la reinauguración de la Santamaría, ¿tiene solución?

Ella y las otras. Veo difícil que vuelva a tener la fiesta el auge que tuvo por los aspectos que hemos analizado. No diría que todo tenga que ver con los defensores de los animales pero influyen. La juventud es muy de Disney, de humanizar a los animales.

Disney puso a hablar a un ratón y a un gato. Esto nos ha llevado a extremismos tales como que hoy cueste más el corte de pelo de un animal como de una persona al igual que el caso de un hotel. Empresas que producían 70% para niños y 30% para animales, ahora lo hacen al revés. 

Anteriormente los nombres de los perros eran Neron, Dragón o Trotsky y ahora les ponen Lucas, Tomás y el apellido del dueño. Se ha despertado un amor impresionante hacia las mascotas. No se ve un canario en la jaula, lo miran feo. Eso ha influído a los jóvenes para no ir a los toros. 

Muchas veces el exceso de una suerte de varas mal hecha también ha quitado aficionados porque a los jóvenes les repugna ver la sangre. Todo eso, junto al coste de los toreros, de los toros y de las entradas influye que sea difícil volver a Colombia con el boom de finales de los 90.

Cuando estuvimos con el maestro Joselito nos dijo que a Cali le dañó el hecho de no contar con las figuras pensando en su fuerza propia sin ellas. Se contrata a toreros más medianos.

Estoy de acuerdo con él y eso ocurre y ha ocurrido. Bogotá con bombos y platillos anunció la reapertura y los aficionados esperaban que iban a venir los Manzanares, Ponce, José Tomás... no llegaron a un acuerdo económico. No ha habido los toros que querían las figuras y los carteles, salvo el primero, no van a llenar la plaza.

Billete grande y toro chico se cumplía. Hoy, billete chico y toro grande es imposible para traer a las figuras. Cuando se les da a los toreros lo que consideran que deben ganar y con toros de garantías vienen. Por eso viene Juli a Bogotá con Ernesto Gutiérrez, Juli y Morante en Manizales... Es de garantía y no son de Pamplona. Hay otras que no han dado garantías y cuando los empresarios dicen que solo tienen estas, no vienen.

Manizales sí mantiene ese toro más terciado, ¿por eso tiene la misma fuerza?

Se lidian tres corridas de Ernesto Gutiérrez, ganadería que está en Manizales. En los noventa era Ernesto González, que era de Cali y allí iban las figuras. Se mueren los ganaderos, pierden su manejo y esa es una de las razones para la caída.

Manizales ha conservado su categoría como feria, la cuidan. Tiene cooperación de las autoridades: municipios, alcalde, arzobispo... todos ayudan. Es capital de un Departamento importante y colaboran.

No ocurre eso en otras ciudades. Medellín no ayuda con un consejo de animalistas y que trata de impedir la feria. Bogotá cerró cinco años con Petro y el alcalde actual, si pudiera, lo cerraría si no es por el fallo de la Corte Constitucional. No hay apoyo oficial.
En Cali, ni para bien ni para mal pero se ha ido a menos.

Para acabar, me gustaría conocer su opinión sobre Mondoñedo que llama tanto la atención en España por las imágenes de bravura que llegan

Es la más antigua. Se fundó en 1923 y se refrescó hace doce años con toros de los Peralta. Así cambió el encaste de Buendía-Santa Coloma a Contreras. Es seria, saca el toro muy serio. Es un toro que requiere el carné, que acude a los caballos, que tiene las complicaciones de los toros bravos si lo son y de los mansos cuando salen descastados. Es una ganadería que no tiene continuidad, es corta su camada (una a tres corridas) y las figuras no se apañan con ellos. Cuando usted como empresario ofrece "Mondomiedo", no tragan. Se ve en el cartel de Bogotá.

Para el futuro, Juan de Castilla

Es uno de los muchachos en los que Colombia tiene cifradas sus esperanzas y por eso se hace matador en Medellín con Ponce viniendo a apadrinar en su única corrida aquí y con Roca Rey de testigo. Eso nos muestra la confianza y esperanza en él. Ojalá... 
Necesitamos que haga en España lo que hace en Colombia.

Para acabar, un torero y una faena

Es tan difícil... Llevo muchos años viendo toros y quedarme con uno me pone en un compromiso. He visto toreros y faenas muy buenas. Ahora mismo no te podría decir solo uno.
---

Fotografías de archivo


Don Juan Carlos, con Otegi en La Habana honrando a Fidel Castro: el Gobierno debe impedir esa ignominia


Vista panorámica del Memorial Cubano, Miami "Cada cruz lleva inscrita una víctima del régimen de Fidel Castro, Mas de diez miles cruces fueron colocadas

"...El asesinato de inocentes, la emigración forzosa, la persecución de los demócratas, el latrocinio a gran escala y la devastación moral, social y económica que se ha cernido sobre el país caribeño deberían ser argumentos definitivos para arrojar inmediatamente al tirano al vertedero de la Historia..."

  • Ningún mandatario occidental debería acudir a las exequias por el tirano comunista, como gesto de rechazo a lo que representó en vida y a lo que la infecta izquierda liberticida de todo el mundo pretende que siga representando después de muerto.

Don Juan Carlos, con Otegi en La Habana honrando a Fidel Castro: el Gobierno debe impedir esa ignominia


La muerte de Fidel Castro debería haber sido ocasión para poner de manifiesto el horror padecido por el pueblo cubano durante su interminable régimen totalitario. El asesinato de inocentes, la emigración forzosa, la persecución de los demócratas, el latrocinio a gran escala y la devastación moral, social y económica que se ha cernido sobre el país caribeño deberían ser argumentos definitivos para arrojar inmediatamente al tirano al vertedero de la Historia. Pero no: la desaparición del criminal ha dado pie a una operación de blanqueo de su siniestro legado tan escandalosa como aberrante.

En medio de tantos reportajes obsecuentes, despliegues de servilismo infame y pronunciamientos descalificables como el del presidente del Gobierno en Twitter, llegan los funerales de Estado a la mayor gloria del dictador, que sin duda serán un nuevo acto de propaganda del régimen comunista que sojuzga la Isla desde 1959.

Ningún mandatario occidental debería acudir a las exequias por el tirano comunista, como gesto de rechazo a lo que representó en vida y a lo que la infecta izquierda liberticida de todo el mundo pretende que siga representando después de muerto. Fidel Castro no merece siquiera la presencia de funcionarios de segundo orden. Cabe recordar, además, que en el momento de su muerte no ostentaba la Jefatura del Estado cubano, por lo que ni siquiera puede esgrimirse el respeto institucional como pretexto para justificar la asistencia a ese aquelarre totalitario de un solo representante del mundo democrático.

Así las cosas, que el Gobierno haya decidido mandar al rey emérito resulta sencillamente escandaloso. Precisamente por la importancia de la relación con la Isla, España debería abstenerse de enviar a alguien como D. Juan Carlos, cuyo fin de reinado no fue precisamente ejemplar y al que no se debería encima convertir en representante de la Nación en un acto en honor de quien tanto daño ha causado a tantos españoles y a tantísimos cubanos.

El condenado terrorista Arnaldo Otegi ya ha anunciado que viajará a Cuba a rendir un último homenaje a su referente criminal. Razón de más para que el Gobierno evite al rey emérito semejante bochorno y ahorre a España la ignominia de honrar a quien sólo merece deshonra.

Madrid: En la presentación de la Agenda Taurina 2017 la madre de Víctor Barrio reivindica «el orgullo de ser taurino»




Esther habla del legado de su hijo en la presentación de la Agenda Taurina 2017

La madre de Víctor Barrio reivindica «el orgullo de ser taurino»


 ABC.ES Madrid 29/11/2016
La madre del torero fallecido Víctor Barrio, Esther Hernanz, ha reivindicado este lunes en la presentación de la Agenda Taurina del año 2017 que el legado que dejó su hijo es «su cariño personal» y repartir «con todo el mundo el orgullo de ser taurino».

En la presentación, el presidente de la editorial Temple, Vidal Pérez Herrero, que realiza esta labor cada año desde hace 23, se ha adelantado parte del contenido de la agenda taurina de 2017, en el que destaca el trabajo del artista, Vicente Arnás, quien ilustra la agenda con sus obras, así como la aparición de tres artículos en honor a Víctor Barrio y escritos por amigos y personalidades del mundo del toreo, como William Cárdenas, que es autor de uno de ellos.

La agenda taurina de 2017, según ha explicado Perez Herrero durante su intervención, ha sido dedicada a Víctor Barrio y su familia, a la Plaza de Istres, un pequeño pueblo francés muy entregado con la Fiesta, al pueblo de Bienvenida, situado en Badajoz, y a la Plaza de toros de Toledo, entre otros símbolos y valores del mundo del toro.

Por su parte, el editor de la Agenda ha destacado el «valor cultural y artístico» de la Fiesta de los toros y ha instado al Ayuntamiento de Madrid a apoyar una «tradición, aunque no se sea taurino».

A la presentación de la agenda taurina, que se ha celebrado en la Plaza de Toros de las Ventas, han asistido, entre otros, la familia de Víctor Barrio, la familia Bienvenida, el embajador de Francia, Yves Saint-Geours, así como el viceconsejero de Presidencia y Justicia, Enrique Ruiz Escudero, quien ha clausurado el acto.

En su intervención, ha destacado su papel como publicación que divulga, de manera práctica y atractiva, la dimensión social, cultural, económica y ecológica de la tauromaquia, «dejando patente el arraigo de la fiesta de los toros en cada uno de los rincones de España, en México, en otros países de Latinoamérica, en Francia y también en Portugal».

Ruiz Escudero ha subrayado que, tras 23 ediciones, la publicación se ha convertido ya, «por méritos propios», en la agenda de referencia en el mundo taurino, con información relevante en distintos ámbitos, desde las principales ferias y festejos taurinos hasta las peñas y clubes taurinos internacionales, pasando por el escalafón de matadores, de novilleros o de las ganaderías más antiguas.

El viceconsejero ha insistido en el valor de la tauromaquia como manifestación de cultura que ha inspirado a artistas de todos los géneros «conformando unaherencia cultural propia de nuestro patrimonio». «Por eso impulsamos y respaldamos iniciativas de promoción y apoyo a la fiesta de los toros como esta Agenda Taurina 2017», ha añadido.

Entre los hitos que recuerda la agenda para el año que viene se encuentran los 70 años de la creación de la Feria de San Isidro y de la muerte de Manolete; los 75 años de la despedida de los ruedos de Marcial Lalanda; los 125 años del nacimiento de Juan Belmonte; los 105 del debut de Joselito El Gallo y los 60 años del debut de Curro Romero.
----

Archivo de 'Del toro al infinito' blogspot
 Vidal Pérez Herrero, editorial Temple.

lunes, 28 de noviembre de 2016

El equipo de moda / por Juan Manuel Ridríguez


Los jugadores de la Real Sociedad, celebran el gol frente al Barcelona



El equipo de moda

De un tiempo para acá, y coincidiendo muy probablemente con el Mundial que ganó España y que nos volvió algo pedantes y un poco horteras, el periodismo deportivo patrio se suele mostrar muy despreciativo con los rivales tanto de la selección como de nuestros clubes punteros, especialmente con los del Real Madrid y el Barcelona, que según algunos deberían ganarlo todo siempre. Olvidamos que al fútbol se juega contra alguien, y que ese "alguien" no tendrá ni tanto presupuesto ni jugadores tan extraordinarios pero prepara el partido durante toda la semana al menos con la misma profesionalidad. Ayer, tras el empate a uno de Anoeta, se me llevaban los demonios oyendo a unos y a otros afirmando que el Barça había jugado muy mal; no es cierto, o al menos no lo es del todo: la Real Sociedad jugó magníficamente bien.

La Real de Eusebio es el equipo más en forma ahora mismo. Le pegó un baño al Atlético de Madrid, al que ganó por 2-0, y anoche le dio otro al todopoderoso Barcelona, que si no acabó agachando la cerviz fue única y exclusivamente porque Gil Manzano (o su juez de línea o el cuarto árbitro o quien fuera) anuló un gol absolutamente legal a Juanmi, que enganchó el rebote de un chutazo de Carlos Vela al larguero en posición claramente reglamentaria. Como la jugada no ofrece dudas, Juanmi estaba nítidamente por detrás del defensa culé y el asistente sólo tenía que ocuparse de esa posición, vuelven a surgir una vez más todas las dudas del mundo acerca de los arbitrajes que le tocan al Barça, que, con el reglamento en mano, podría irse fácilmente a los diez u once puntos de distancia con respecto al líder de Primera, el Real Madrid.

Tiempo habrá para hablar del partidazo del sábado. Hoy quiero decir que lo que vi anoche me gustó, me gustó muchísimo. Centrado, Iñigo Martínez me parece un defensa descomunal; Zurutuza es buenísimo, como Carlos Martínez y Oyarzabal; Illarramendi se parece cada vez más al futbolista que fichó el Real Madrid y que aquí simplemente desapareció dejando en su lugar a un primo hermano de Motrico muy semejante a él; de Vela ya está dicho todo, siempre tuvo muchísimo talento; Xabi Prieto es el pegamento, Rulli un portero magnífico y Willian José las caza todas al vuelo. Al equipo de moda, por cierto, le ganó el Madrid, que nunca juega a nada y suele hacerlo además contra nadie, por 0-3 en el arranque liguero. La Real es el equipo de moda y Eusebio ya suena para el Barça... otra vez.


POR QUÉ DEFENDEMOS LA TAUROMAQUIA / por Antonio Purroy Unanua


Toros de Partido de Resina

"...La Tauromaquia es admirable, porque admirable es la vida del toro en el campo, por el entorno natural en el que se cría, especialmente la Dehesa, que es un ecosistema agro-silvo-pastoral maravilloso y único, con un gran valor medioambiental. Es admirable el comportamiento del toro fruto del sistema de selección aplicado por los ganaderos desde hace más de tres siglos, donde para elegir a los sementales y a las madres de los futuros toros se conjuga la herencia recibida de sus padres, su propia bravura y la transmisión de los caracteres a los descendientes..."


POR QUÉ DEFENDEMOS LA TAUROMAQUIA


Antonio Purroy Unanua
Catedrático de la Universidad de Navarra
Pamplona, 28 de Noviembre de 2018
Existen muchas razones para defender la Tauromaquia y, cuanto más la atacan, más razones aparecen en el horizonte de los amantes a los toros. La defensa de la Tauromaquia puede resultar sencilla cuando se le acompaña de unos cuantos adjetivos que la engrandecen. La Fiesta de los toros es grandeza porque los toreros se juegan la vida y la muerte cada tarde, siguen siendo los héroes de la modernidad. ¿Qué le empuja a un joven torero –y no tan joven- a enfrentarse a un animal que al menor descuido le puede partir el cuerpo y cornear el alma? Una mezcla de riesgo, de desafío, de satisfacción, de sentimiento, de orgullo, de victoria. Y es tan generoso que se lo ofrece a los espectadores para que vibren y se emocionen con él, pues de resultas del encuentro toro-torero se desprenden chispas de emoción y de arte. Lo mismo podría decirse de la otra tauromaquia, la popular, donde los mozos anónimos también se juegan la vida a cambio de un puñado de aplausos y poco más, ¿existe mayor grandeza en la cotidianidad -modernidad- actual? “El toreo es grandeza”, decía Joaquín Vidal

La Tauromaquia es admirable, porque admirable es la vida del toro en el campo, por el entorno natural en el que se cría, especialmente la Dehesa, que es un ecosistema agro-silvo-pastoral maravilloso y único, con un gran valor medioambiental. Es admirable el comportamiento del toro fruto del sistema de selección aplicado por los ganaderos desde hace más de tres siglos, donde para elegir a los sementales y a las madres de los futuros toros se conjuga la herencia recibida de sus padres, su propia bravura y la transmisión de los caracteres a los descendientes. Es un método de selección perfecto, que posiblemente haya sido inventado por los propios ganaderos de bravo sin ellos saberlo y que se aplica hoy en día en muchas razas de ganado en el mundo.

Es admirable la belleza que se desprende de muchos pasajes cotidianos de la lidia: un paseíllo musical y luminoso a plaza llena; unas verónicas suaves y lentas ante un toro impetuoso y enrazado; una suerte de varas bien ejecutada a un toro bravo, íntegro y con trapío, tan necesaria como bella; unos naturales con la mano baja a un toro noble y encastado; la entrega del volapié empujado con el corazón y el convencimiento; la resistencia a la muerte del toro en el ruedo… Pero lo que es admirable de verdad son los valores que atesora la Tauromaquia, los valores éticos de respeto a las personas y al toro; los valores estéticos que se desprenden del arte que te pone el vello de punta; los valores ecológicos incalculables de las miles de hectáreas de Dehesa ocupadas por el ganado de lidia; los valores culturales…

Porque la Tauromaquia es culta, quizá por ello, F. Gª Lorca dijera que “posiblemente, la tauromaquia sea la fiesta más culta del mundo”. Todas las artes han sido preñadas por la Fiesta de los toros, tanto en España como fuera, ahora y en el pasado. La pintura y la literatura han sido posiblemente las artes que más se hayan impregnado de la magia de la Tauromaquia. Grandísimos pintores como Goya, Picasso, Manet, Zuloaga, Miró, Botero…, y notabilísimos escritores –Valle-Inclán, Bergamín, Hemingway, Gª Lorca, Alberti, Cela, Vargas Llosa…- se han visto atraídos por la fuerza de un mundo que no deja indiferente a nadie, a favor o en contra. 

Los aficionados a los toros serán más o menos cultos, pero nadie duda de su sensibilidad. Los toreros no son asesinos (¿cómo va a ser un asesino D. Santiago Martín “El Viti”, por ejemplo?). Los aficionados no son torturadores, no se recrean con el posible dolor del animal. Es injusto dudar de la actitud de los espectadores, que acuden a las plazas de forma libre y voluntaria para participar de un espectáculo único e irrepetible. 

Y lo que es seguro es que la Tauromaquia es legal. Tanta es la presión prohibicionista actual –muy bien orquestada y muy bien financiada, por cierto- que se crea una sensación entre los aficionados y los espectadores potenciales de que los toros están en la cuerda floja de la prohibición y lo que es peor, te hacen sentirte culpable por participar de la Tauromaquia. 

Pero no hay que alarmarse en exceso porque el ambiente prohibicionista ha acompañado históricamente a la Tauromaquia. De entre todas las prohibiciones habidas dos han sido las más relevantes. Por una parte, la que dictó el papa Pío V, en 1567, para todo el orbe católico, con la Bula De salutis gregis dominici en contra de los espectáculos con toros “que nada tenían que ver con la piedad y la caridad cristianas, por el peligro que corrían los que se ponían delante”. Después de una serie de vicisitudes que no vienen al caso, el papa Clamente VIII derogó la bula de Pío V con una Breve Suscepti numeris 29 años más tarde, manteniendo la prohibición a los monjes y hermanos mendicantes (los curas y frailes siempre han tenido mucha afición a los toros…). 

La gran prohibición llegaría con Carlos IV y su Real Cédula de 1805 en la que se “prohibían absolutamente en el Reyno las Fiestas de Toros y Novillos de muerte”. Esta prohibición tuvo una larga prohibición legal, aunque no efectiva, por la tolerancia de las autoridades que no tuvieron valor de impedirla por el gran apoyo del pueblo a una Fiesta tan querida, pues solo temían que se alterara gravemente el orden público”. Fue por fin en 1991 cuando se levantó la prohibición con la promulgación de la Ley 10/1991 sobre "Potestades administrativas en materia de espectáculos taurinos y sus consecuencias'', es decir, la friolera de casi 200 años de prohibición de la Tauromaquia en España (en Francia ocurrió un fenómeno parecido con la ley Grammont de 1850) pero con ninguna consecuencia efectiva. Esta ley se aprobó siendo Felipe González presidente del gobierno (PSOE).

Posteriormente, la Ley 18/2013 sobre regulación de la Tauromaquia como Bien de Interés Cultural y la Ley 10/2015 que declara a la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial, rearman la legalidad de la Fiesta en todos los rincones de España, incluida Cataluña, después del reciente fallo del Tribunal Constitucional (¡ya era hora!) de devolver la legalidad de las corridas de toros en aquella región.

Algunos se resisten a aceptar que la Tauromaquia es “genética” porque el amor por la fiesta de los toros -en su amplia acepción- está grabado a fuego en el ADN del pueblo español desde tiempo inmemorial. Estas razones, entre otras, son las que nos dan fuerzas para defender la Tauromaquia sin complejos, sin miedos, porque cual toro bravo hay que venirse arriba en este momento trascendente para la historia de la Fiesta de los toros.