la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 20 de agosto de 2017

Barcelona. Toda la infame casta guarda un minuto de silencio



Esa infame casta se legitima, detrás de sus escoltas, de sus medidas de seguridad y de sus muros, después de los atentados con condenas retóricas y minutos de silencio, liturgia vacua del relativismo, en la que nada hay que decir ni un Dios al que rezar.


Toda la infame casta guarda un minuto de silencio

Barcelona, 19 de Agosto de 2017
La casta ha desarmado a la sociedad, ha abierto las fronteras, ha financiado a los integristas, ha seguido durante décadas una política suicida de negación de la realidad que ahora están pagando los inocentes.

Esa infame casta se legitima, detrás de sus escoltas, de sus medidas de seguridad y de sus muros, después de los atentados con condenas retóricas y minutos de silencio, liturgia vacua del relativismo, en la que nada hay que decir ni un Dios al que rezar.

Como facciones de una mafia que pelearán poco después por el negocio, hoy han aparecido unidos. El acto ha contado con la presencia del rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el de la Generalitat, Carles Puigdemont, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, entre otros.

Se ha podido ver también al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y al conseller Jordi Turull, así como al presidente del PP en Catalunya, Xabier García Albiol, y los principales líderes políticos españoles: el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Ciudadanos, Albert Rivera.

Una pandilla de inútiles que están llevando a la sociedad al desastre y que no están tomando medidas reales ni efectivas contra el terrorismo islámico.

La multitud en Plaza de Cataluña ha prorrumpido después en gritos de “no tinc por!” (no tengo miedo).

Panorámica de Plaza de Cataluña. /Foto: lavanguardia.com.

¡Despierta España!


Con esta viñeta el diario británico Telegraph 
ofrece su homenaje a España


ESCALONA (TOLEDO). Rotundo Colombo, cuatro y rabo, en hombros con Pacheco y Adoureño en Escalona


Todos en hombros en Nombela

Novillada celebrado este sábado 19 de agosto

Escalona (Toledo) Novillos de Antonio San Román. 
  • Jesús Enrique Colombo, dos orejas y dos orejas y rabo.
  • Miguel Ángel Pacheco, dos orejas y dos orejas. 
  • El Adoureño, oreja y oreja.

sábado, 19 de agosto de 2017

"EL HIJOPUTA NO DESCANSA". Carta abierta al miserable de Carles Puigdemont.


El miserable Carles Puigdemont. /Foto: viralizalo.com.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha calificado de “miserables” a los “que quieran dudar del compromiso de la policía catalana y las instituciones catalanas” en la lucha contra el terrorismo. Nosotros, en Rambla Libre, no dudamos sino que lo hemos afirmado calificando, desde la racionalidad, la masacre de Las Ramblas de “desastre policial y político“.


Carta abierta al miserable de Carles Puigdemont

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha calificado de “miserables” a los “que quieran dudar del compromiso de la policía catalana y las instituciones catalanas” en la lucha contra el terrorismo. Nosotros, en Rambla Libre, no dudamos sino que lo hemos afirmado calificando, desde la racionalidad, la masacre de Las Ramblas de “desastre policial y político“.

También, usted, miserable entre los miserables, ha criticado que se “mezclan cosas que no correspondan”. Nosotros, en Rambla Libre, lo hemos hecho: “el referéndum ha muerto”. Nos damos, pues, por aludidos y no he leído en ningún otro medio de comunicación nada parecido. Se lo repito, grábeselo bien, porque es una obviedad: el referéndum ha muerto.

Mire, usted, que es un hijo de la corrupción ascendido por la caída del recaudador del 3%, Artur Mas, es un perfecto inútil y un mequetrefe que ha llevado a Cataluña al desastre y a la masacre de Las Ramblas. Usted es un fracaso sin paliativos, al frente de una Cataluña fragmentada y desvertebrada.

Muertos y heridos en el atropello. /Foto: lavanguardia.com.

Un chapuzas que no ha dado ninguna prioridad a la lucha contra el terrorismo

Usted es un chapuzas que no ha dedicado prioridad alguna al terrorismo. Es de vergüenza ajena que Las Ramblas -junto a esa proislamista Ada Colau, tan incompetente como usted o más- no estuviera protegida con unos simples bolardos, como le recomendó a usted el Ministerio del Interior, que por español usted no le hace ni caso.

Usted no ha dedicado a los mossos a luchar contra el terrorismo sino a prepararse a su bufonada de referéndum. Sus mossos, que deambulan por Cataluña sin enterarse de nada, se han dedicado a investigar e interrogar a posibles filtradores al Cuerpo Nacional de Policía y no a investigar a salafistas, que en Cataluña son decenas de millares, una de cada tres mezquitas. ¡Pero si en Cataluña se preparó el 11S!


Una policía política al servicio de políticos corruptos

Usted ha hecho cambios recientes en la cúpula de los desnortados mossos. ¿Acaso para investigar y desmantelar células de terrorismo islámico? Para nada. Usted ha buscado a los más sectarios y los más lacayos para desobedecer la legalidad y para que digan que se acogen “a la carta de la Unión Europea”.

La Administración de la masacre ha sido penosa. Sus subordinados dieron el balance de ¡un muerto! cuando ya estaba la cifra exacta de 13, que usted rebajó a 12 en su patética comparecencia.

Ha habido un menor que, sin bolardos que lo impidieran, ha recorrido seiscientos metros haciendo eses sembrando la muerte y se ha bajado del coche y se ha ido, al parecer a Cambrils, lo que indica que en toda Las Ramblas no había ¡ni un solo mosso! Ni la más mínima protección policial.

El día anterior a los terroristas en Alcanar les explotaron los explosivos que preparaban y ustedes pensaron que fue un accidente relacionado con la droga. Usted podía haber evitado esta masacre pero usted es un inútil que se dedica a buscar urnas para una comedia bufa en una sociedad con gravísimos problemas internos, que precisa buscar la unidad y no hundirse en la inmensa frivolidad de su absoluta mediocridad buscando pasar a la historia, vanidoso de cuarta.

Una madre y su hijo, muertos por el islamismo
 y el buenismo en Las Ramblas.

Los asesinos no han venido de Siria, sino de Ripoll

Usted y su partido han islamizado Cataluña con acuerdos preferenciales con Marruecos para favorecer que llegaran musulmanes a los que enseñar catalán. Y Mousa Oukabir habla perfectamente catalán y para usted es un “nou catalán” pero si le diera el poder absoluto del mundo su primera medida hubiera sido “matar a los infieles y dejar solo a los musulmanes que sigan la religión”. Y ningún mosso cayó en la cuenta de que eso es una salvajada, un delito y que debía ser detenido y comparecer ante esa Justicia que usted, mindundi, se salta a la torera, deterioro los últimos anclajes de la sociedad en la civilización.


Usted es una vergüenza nacional e internacional. Usted es un miserable. Usted encarna todo el fracaso existencial del separatismo existencial, porque no ha sido un lobo solitario ni una hiena, han sido, por lo menos, una docena, coordinados, y usted y sus servicios policiales no se han enterado de nada porque se dedican a buscar colaboradores del Cuerpo Nacional de Policía.

Y no han venido de Siria sino de Ripoll, con ayudas sociales para alquilar furgonetas, materia sobre la que no hay ningún control. Y han venido de sus escuelas sectarias y adoctrinadoras, de su tolerancia ciega con los intolerantes y de su intolerancia rampante contra los españoles.

Un fracaso sistémico, una falta completa de integración

La terrible masacre conlleva un fracaso sistémico. Cataluña no tiene un problema de independencia, que usted y los suyos se inventan para esconder sus lacras purulentas; Cataluña tiene un problema de islamización, financiada y subvencionada. Todos los asesinos abatidos y los fugados -porque tras seiscientos metros de masacre el genocida se ha bajado tan tranquilo y por ahí anda- son jóvenes “nous catalans” que no se han integrado, que no creen ni en la Cataluña española ni en la Cataluña independiente que usted trama, sino que su ensoñación es un baño de sangre integrista, asesinando a todos los del PSOE, los del PP, los de la CUP, los de Esquerra y de la exConvergencia del 3% y la famiglia Pujol.

Sus aliados de la CUP, miserable Puigdemont, se han dedicado a desarrollar una campaña de “turismofobia” que sus mossos no han sido capaces de parar, porque es una mierda de policía política, bien pagada y lacaya, sin principios de honor y moral, al servicio de unos políticos corruptos y alucinados. Y de esa campaña, la culminación es la masacre de Las Ramblas.

Usted, miserable, ha dicho hoy que el atentado no ha sido “contra el turismo” sino “contra un estilo de vida”. ¿De qué va usted? Ese “estilo de vida” contempla, muy especialmente, el turismo.

Usted, en esas mentiras que usted se cree, ha dicho que Cataluña ha sido y es una sociedad de paz. Usted tiene sobre su inutilidad quince cadáveres, muchos de ellos niños, a los que usted no ha protegido, porque usted se ha dedicado a sus chorradas con las que quiere pasar a la Historia.

Usted va a pasar…al sumidero de la Historia por incapaz y miserable.

¡Bien, Karim, bien!


Benzema marcó un gol muy difícil, con un control con el exterior que remató como si nada, como si todo fuera muy sencillo. Pero es que, además, Karim estuvo participativo e intenso, conectó con sus compañeros y, en gran parte gracias a él, el Madrid jugó mucho mejor.

¡Bien, Karim, bien!

El baile que el Real Madrid de la BBC le pegó al Barcelona de la MS sin N llegó con una B, la de Bale, en el banquillo, y con la C de Cristiano, el jugador franquicia del equipo y máximo goleador histórico, maniatado en el palco tras la charlotada del nefasto De Burgos Bengoechea. Así que Zidane miraba a su alrededor y veía a Casemiro, a Bale, a Isco, a Theo y a Ceballos mientras que Valverde (¡qué marrón, Ernesto, por Dios, qué marrón!) veía a Alcácer, Aleix Vidal, Digne y Nelson Semedo. Al próximo que verá el buen técnico cacereño será a Paulinho, que dice que está preparado para la presión. De repente, de un modo silencioso, el Real Madrid se ha hecho con un plantillón, los futbolistas (Theo, Ceballos...) eligen al equipo blanco en detrimento del culé y el Barça vuelve a ser el de antaño.

El primer gol, el de Asensio, fue un escándalo. Marco jugó ayer porque no lo hará el domingo contra el Depor, del mismo modo que Isco o Bale no salieron desde el inicio porque sí lo harán seguramente en Riazor; el personal periodístico insiste en eso tan manido de la Unidad A y la Unidad B cuando Zidane demuestra una y otra vez que no es así. La verdad es que nadie sabe dónde se encuentra el límite de Marco ni hasta dónde puede llegar, ya se habla incluso del Balón de Oro, pero el niño tiene descaro, desparpajo, no le pesa al Bernabéu y se nota que tiene carta blanca de su entrenador para hacer y deshacer a su antojo. El gol de Asensio, repito, fue un escándalo del mismo modo que lo fue el del Camp Nou, pero probablemente haya pasado desapercibido el partidazo que hizo Karim Benzema, que está a un gol de igualar a Paco Gento, que es el séptimo máximo goleador histórico del club, cuestión ésta que no me parece baladí, más aún teniendo en cuenta que los críticos del francés le acusan de no ser un 9 puro cuando resulta que está a 25 goles de alcanzar a Hugo Sánchez.

Benzema marcó un gol muy difícil, con un control con el exterior que remató como si nada, como si todo fuera muy sencillo. Pero es que, además, Karim estuvo participativo e intenso, conectó con sus compañeros y, en gran parte gracias a él, el Madrid jugó mucho mejor. Como siempre habrá quien quiera ver negros nubarrones incluso en un resplandeciente domingo de verano, después del 1-3 hubo madridistas (¡madridistas, sí, madridistas!) que volvieron a cargar las tintas sobre Bale y Benzema, que es cierto que estuvieron un pelín desconectados. Gareth lo hará, estoy seguro, el domingo, pero Benzema quiso volver a reivindicarse ayer. Para mí fue el mejor de un partido en el que brillaron todos y cada uno de los futbolistas que saltaron al campo, pero detecto que cuando el francés juega mal se sabe hasta en el Turquestán mientras que cuando lo hace magistralmente bien se silencia, probablemente aposta. No seré yo quien lo haga: ¡Bien, Karim, bien!...


Ortega Cano y el secuestro del toreo / por Juan Diego Madueño


El hueco de Morante de la Puebla lo rellena en San Sebastián 
de los Reyes el jubilado y retirado Ortega Cano.



Esta sustitución es el resultado de todos los males que acechan a la tauromaquia, convertida en un cortijo de monopolios empresariales, a espaldas del público y aislados en la ciénaga del conformismo y la autodestrucción. Esta generación de empresarios tendrá la medalla de ser la última. La metástasis de Matilla.


Ortega Cano y el secuestro del toreo

El hueco de Morante de la Puebla lo rellena en San Sebastián de los Reyes el jubilado y retirado Ortega Cano, felizmente convertido en apoderado. El Ortega Cano de este siglo. Los portales taurinos lanzaron la noticia con el cintillo de última hora y parecía que alguien pedía a través de ellos el rescate de la tauromaquia. "Tenemos a Ortega Cano y podemos utilizarlo en cualquier momento", es la amenaza. Ortega Cano representa el festín que se están dando los empresarios a costa de la afición en los últimos años, de norte a sur, de Chopera a Canorea, dirigido todo por Matilla, el meñique en todo este territorio de fortunas familiares dilapidadas. 

La coartada, según Mundotoro, es que a Ortega Cano le apetece retirarse otra vez. "Donde empecé". Siempre hay una excusa para blanquear esas tendencias animalistas de los organizadores pero convertir en evento cualquier ocurrencia no sorprende ya. La vergüenza la completan las figuras del toreo capaces de tragar con todo: si un jubilado es capaz de hacer lo mismo, de pasar el miedo, de enfrentarse a un toro, ¿qué sentido tiene seguir jugándose la vida? Deberían ser ellos mismos los que pusieran coto, un cerco alrededor de la hazaña de matar a un toro, más que nada para dar valor, que haya épica, algo, no sé, todo menos un capricho espontáneo, sin planificación, malgastando una sustitución.

Tampoco Ortega Cano parece guardar algo de amor propio por todo lo que consiguió. ¿Qué cree que va a ocurrir? ¿Qué tipo de interés cree que genera ya, más allá del morbo? No sé trata de dar nombres. Cualquiera podría aprovechar mejor esa oportunidad. No hay que irse muy lejos: ayer un veintañero abrió la Puerta Grande de Madrid. Creo que ya está escrito, el mensaje es muy claro: no sirve de nada triunfar, ni intentarlo. Está claro que San Sebastián de los Reyes no es Bilbao pero a los nuevos los tendrán que conocer en provincias. Así es imposible llenar el resto de plazas.

Esta sustitución es el resultado de todos los males que acechan a la tauromaquia, convertida en un cortijo de monopolios empresariales, a espaldas del público y aislados en la ciénaga del conformismo y la autodestrucción. Esta generación de empresarios tendrá la medalla de ser la última. La metástasis de Matilla.

viernes, 18 de agosto de 2017

Málaga. En el memorable estreno de “Crisol”, Enrique Ponce se superó a sí mismo en una de las tardes más felices de su vida / por J.A. del Moral



Sumó cuatro orejas que bien podrían haber sido cinco y un rabo si la presidencia hubiera disfrutado tanto como cuantos tuvimos la inmensa suerte de presenciar el original y fastuoso espectáculo. Pero lo de los trofeos fue lo de menos. Cuando pasen los años, no solo los malagueños y cuantos asistimos de afuera recordaremos este gran acontecimiento. También los miles de aficionados de todo el mundo que pudieron verlo a través de la televisión. Item más: todos podremos verlo en la pequeña pantalla cuando queramos y seguro que lo haremos centenares de veces sin perder detalle de lo que ocurrió porque ya se sabe que no es lo mismo ver una corrida de toros in situ que hacerlo mediante el vídeo que guardaremos para siempre como una de la joyas taurinas más deslumbrantes que se hayan podido crear en la historia.


 En el memorable estreno de “Crisol”, Enrique Ponce se superó a sí mismo en una de las tardes más felices de su vida.

Enrique Ponce se superó a sí mismo frente a dos toros de Juan Pedro Domecq y a uno de Daniel Ruíz Yagüe. Muy especialmente con el que hizo quinto llamado “Jaraiz” de Juan Pedro al que consiguió indultar e inmortalizar gracias al inenarrable faenón que enloqueció a los espectadores. Hubiera ocurrido esto mismo en cualquier corrida digamos normal. Pero en este estreno de “Crisol”, se fundieron más metales que el del toreo porque la música sinfónica que interpretó la coral y banda de Gibraljaire, las canciones de Estrella Morente, de Pitingo, de la soprano Alba Chantar y de un grupo flamenco durante la lidia del sexto toro, amenizaron este colosal espectáculo, logrado por los que lo imaginaron y diría que lo soñaron hasta hacerlo realidad: el propio Enrique Ponce, el abogado francés y responsable político de la plaza de Mont de Marsan, Guillaume Francois, el histórico director de la banda de esta plaza gala, Michel Cloup, el gran pintor francés acogido en Málaga, Loren, que adornó los burladeros y las tablas de la barrera con maravillosas creaciones picassianas, mas cuantos les ayudaron desde puestos discretos aunque no menos efectivos. Todos ellos perfectamente conjuntados en una simbiosis cuasi milagrosa. Muy cercano a todos ellos, puedo y debo afirmar que, a lo largo de mi vida, nunca había asistido ni gozado de algo parecido por lo que, a Dios gracias, puedo afirmar que de las más de once mil corridas que llevo vistas, vividas y reseñadas, la de ayer fue la más bonita. Sentimiento que compartimos con los responsables del portento y con muchos de los más viejos que asistimos.


De los toros lidiados en variedad de tipos y comportamientos, sobresalieron los corridos en quinto y sexto lugares. Ambos de Juan Pedro Domecq. Éste último aún mejor que el indultado por Ponce en su mano a mano con el diestro malagueño, Javier Conde, singularísimo artista que ayer resucitó en varios pasajes fiel a sus geniales maneras de torear aunque, lógicamente, no en la plena forma de sus años juveniles, sobresaliendo su tercera faena, lamentablemente fallida con la espada lo que le privó de cortar la oreja que hubiera merecido.

Todo lo que escribí y publiqué ayer mismo sobre la actuación de Enrique Ponce en la plaza francesa de Bayona, referente al toreo y a la música sinfónica en sus fantásticas creaciones antes logradas en Nimes, Mont de Marsan, Istres y Santander, podría repetirlo punto por punto en esta crónica. Pero no quiero hacerlo. Lo escrito, escrito está… Lo que sí quiero decir es que el estreno de Crisol ayer en la Plaza de La Malagueta va a suponer una efectiva inyección de vitaminas a La Fiesta, últimamente tan necesitada de ayuda. Y también que este estreno de “Crisol” tendrá repercusión universal y será la partida y el origen de infinidad de ocasiones parecidas en otras muchas plazas de todo el mundo e incluso en países por el momento no taurinos. “Crisol” y Enrique Ponce no solo hicieron historia ayer porque, a partir de este estreno, estoy seguro que esta historia será interminable. !Mi enhorabuena a todos¡


Málaga. Plaza de La Malagueta. Jueves 17 de agosto. Tradicional Corrida Picassiana entroncada en la feria malagueña. Tarde calurosa con tres cuartos de entrada.
Cuatro toros de Juan Pedro Domecq y dos de Daniel Ruiz Yagüe corridos en segundo y tercer lugares. De varia presencia y juego en distintos grados de fuerza, de bravura y de noble manejabilidad. Bueno por ambos lados el que abrió plaza. Maravilloso por el pitón izquierdo el en principio geniudo en varas segundo. Noble aunque débil el tercero. Revoltosillo el cuarto. Muy noble el quinto que fue indultado. Y extraordinario el sexto que fue el mejor de la tarde.


Enrique Ponce (celeste y oro con detalles picassianos): Estoconazo, oreja y fuerte petición de la segunda con bronca al palco por no ser concedida. Estocada caída, oreja. Simuló la suerte de matar en el ya indultado quinto, dos orejas. Salió de la plaza a hombros en medio de un masivo clamor siendo llevado en multitudinaria compañía hasta el Hotel Miramar, tras clamorosa vuelta al ruedo junto a todos los protagonistas del festejo a petición del gran maestro. Brindó al público la primera y la tercera faena, y a través de la televisión a su peón Emilio Fernández, forzosamente retirado tras sufrir un infarto, felizmente recuperado para la vida civil aunque no para ejercer la profesión.

Javier Conde (marino y azabache): Estocada atravesada y descabello, petición insuficiente y vuelta al ruedo. Tres pinchazos y un cuarto hondo efectivo, ligera división de opiniones. Pinchazo, otro hondo y descabello, gran ovación con saludos.

Destacaron a caballo Manuel Quinta, José Palomares y Quinta Junior. En la brega y en palos destacaron Mariano de la Viña, Jocho y Jaime Padilla . Y con más sobresalientes intervenciones en la brega Cándido Ruiz y Abraham Neiro.
Finalizado el paseíllo, se guardó un minuto de silencio por el atentado terrorista en Barcelona. 


Enrique Ponce fue ayer el mejor Ponce que conocemos y disfrutamos. Sacó brillante partido de todo en un más allá de sus inmensas posibilidades. Tanto con el capote a la verónica en pie o rodilla en tierra, en los recibos de sus tres toros y en varios quites, también a la verónica, por delantales, por intercaladas chicuelinas, medias, largas, recortes y revoleras. Entregado toda la tarde, sus empeños fueron tan brillantes como creativos. 

Sus dos primeras faenas fueron un derroche de mando, de temple, de armonía y de elegancia. Todas proverbiales y entusiastas. El público correspondió con olés continuos, gritos de !torero-torero¡, ovaciones interminables y más que alegres además de efusivas felicitaciones. Y todo esto multiplicado por mil en la lidia y en la colosal faena con el toro quinto que indultó a clamorosa petición de toda la plaza, varias veces puestos en pie los enardecidos espectadores que estallaron en rendido entusiasmo e infinita admiración cuando Enrique cambió la muleta por el capote en los últimos tramos de su grandiosa faena del indulto para hacer el estreno mundial de sus poncinas con el capote, creación ya ensayada en tentaderos que ayer, por fin, tomó cartas de naturaleza para feliz asombro de los presentes. Su sensacional toreo en redondo y sus maravillosos naturales, los de pecho, las trincheras, los ayudados por alto y por bajo, los cambios de mano, las poncinas y la más elegante colección de adornos aterciopelados y saboreados hasta la extenuación de los presentes. Ponce actuó transido en no pocas ocasiones y hasta lloró de emoción en su vuelta al ruedo tras el indulto.



Los espectadores se felicitaron unos a otros y hasta se pellizcaron en busca de comprobar que tantos sueños fueron convirtiéndose en la más feliz de las realidades, creyéndonos ganadores de caras loterías. No había visto nunca tantos plácemes compartidos ni tan desbordante alegría general. De todo ello también pudo gozar Javier Conde aunque discontinuamente por mor de sus desigualmente felices aciertos. Fundamentales en la lidia de sus toros fueron las brillantísimas intervenciones con el capote en abundantes intervenciones de su magnifico peón de confianza, Cándido Ruíz, singularmente destacado y magistral al punto de parecer mucho más que un hombre de plata. 


Pero la música también fue un derroche que, lejos de rechinar, sirvió de celestial argamasa que se unió al toreo y la emoción a sentidos trances colectivos. En esta conjuntada unión cabe referirnos a lo que escuchamos hasta hacernos llorar.


El paseíllo se hizo al son del “O Fortuna»” del “Carmina Burana”, el oratorio de Carl Orff sobre textos medievales. En el primer toro de Ponce cantó Estrella Morente “En tus sueños” hasta enlazar con la orquestada «La Misión», de Moricone, En la vuelta el ruedo, Alba cantó «She», de Aznavour. En la faena del tercer toro sonó “Panis angelicus” de Cesar Franck, enlazada con “La conquista del paraíso” de Vangelis, “1492”. Y en la vuelta al ruedo, la preciosa “El águila negra” de Barbra. En el quinto, de Ponce, Estrella Morente cantó a San Juan de la Cruz, con música de Nyman. Tras el indulto del quinto toro, sonó “El sueño imposible” del “El hombre de la Mancha”. Todo un concierto que por sí mismo y aún sin la compañía añadida del toreo, fue de los que jamás se olvidan.


Abandonamos la plaza inmersos en un éxtasis colectivo como nunca habíamos vivido. Un estado de gracia que, por compartido entre los protagonistas y los espectadores nos supo a algo celestial, algo divino y sobre humano…

"Nuestra democracia..."


Málaga. Enrique Ponce cumple su «sueño imposible» / por Andrés Amorós


Enrique Ponce cumple su «sueño imposibl

El diestro logra una faena cumbre, indulta a un toro de Juan Pedro Domecq, «Jaraiz», y sale a hombros.

ANDRÉS AMORÓS
La ya tradicional corrida picassiana de Málaga añade, este año, el nuevo atractivo del estreno del espectáculo «Crisol», con su unión de música y toros. Ponce logra una faena cumbre, indulta a un toro de Juan Pedro Domecq, «Jaraiz», y sale a hombros.

Desde niño, Picasso amaba los toros. Málaga hace bien al programar, en su Feria, una «corrida picassiana», bien ambientada por Loren. Enrique Ponce anda empeñado en ampliar el repertorio musical, en las corridas. Aunque algunos se escandalicen, no es ningún disparate, si se elige bien la música y el estilo del diestro armoniza bien con esa música. Varias veces lo ha hecho en Francia, el año pasado, y en Santander. Ha ideado un espectáculo llamado «Crisol»: el recipiente donde se funden dos metales; por extensión, la fusión de dos artes, tauromaquia y música clásica. Lo presenta por primera vez en Málaga, en esta corrida picassiana, con Estrella Morente, Pitingo, la soprano Alba Chantar, más la coral y banda de Gibraljaire.

El paseíllo se hace al son del «O Fortuna», del «Carmina Burana», el oratorio de Carl Orff sobre textos de los goliardos medievales. En el primero, encastado, Ponce muletea templado (canta Estrella Morente «En tus sueños»), en una faena que va a más, con sabiduría y estética. Entusiasman los largos naturales, escuchando «La Misión», de Morricone: oreja. (En la vuelta el ruedo, Alba canta «She», de Aznavour, cantada por Elvis Costello en «Notting Hill»). En el tercero, que da la vuelta de campana y flaquea, saluda Abraham Neiro. Ponce lo mantiene en pie con empaque (suena «Panis angelicus», de Cesar Franck) y logra series cumbres, por los dos lados, con «La conquista del paraíso», de Vangelis, de «1492»: oreja. (Vuelta al ruedo con la preciosa «El águila negra», de Barbra). 

En el quinto, Ponce torea a placer, a cámara lenta, (Estrella Morente canta a San Juan de la Cruz, con música de Nyman: «Volé tan alto, tan alto, / que le di a la caza alcance»). Una auténtica obra de arte. La remata cogiendo de nuevo el capote para lograr, así, la poncina y, todavía, muletazos lentísimos de rodillas. La gente, loca: se indulta a «Jaraiz», negro chorreado, de 554 kilos. Y le deja, incluso, dar unos muletazos a Conde. Es el toro número 47 que Ponce indulta. Da la vuelta con «El sueño imposible», de «El hombre de la Mancha».

El malagueño Javier Conde, buen amigo de Ponce, esposo de Estrella Morente, torea poco y se advierte, pero los paisanos jalean algunos naturales de estilo muy personal. Da la vuelta al ruedo, con «Morir de amor», de Aznavour. En el cuarto, astifino, aguanta y corre la mano con suavidad (Pitingo canta «Gwendoline», de Julio Iglesias; suena el «Concierto de Aranjuez», de Rodrigo) pero mata mal. En el último, con el cante de Estrella, da rienda suelta a su personal inspiración pero pincha.

Al margen del nuevo espectáculo, bien hermoso, Ponce ha estado cumbre, en una de las mejores faenas de su vida: ha logrado su « sueño imposible». Como San Juan de la Cruz, «voló tan alto, tan alto»... Como cantaba Barbra, «se elevó en el cielo y se perdió».

Feria de Málaga
Plaza de Toros de Málaga. Jueves, 17 de agosto. Tres cuartos de entrada. Corrida Picassiana-Crisol. Toros de Juan Pedro Domecq (1º, 4º, 5º y 6º) y Daniel Ruiz (2º y 3º), de buen juego, en general. Indultado el 5º, de Juan Pedro.

ENRIQUE PONCE, de purísima y oro: estocada (oreja y petición de la 2ª). En el 3º, estocada desprendida (aviso, oreja). En el quinto, indultado, trofeos simbólicos. Sale a hombros, con el ganadero.

JAVIER CONDE, de negro y azabache: pinchazo hondo y descabello (vuelta). En el cuarto, cuatro pinchazos (aviso, palmas). En el sexto, dos pinchazos y descabello (ovación).

Los exabruptos de Simón Casas, ante el silencio de la CAM .



En la rueda de prensa para la presentación de los carteles de Otoño, Simón Casas se ha dejado llevar por su incontinencia verbal, acudiendo al insulto hacia quienes piensan diferente a él. Un proceder lamentable, cometido ante la pasividad del Director Gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la CAM, Manuel Fernández. Precisamente el Ateneo Cultural Taurino Orson Welles ha dirigido un escrito al Sr. Fernández en el que le insta actuar, dado el "trato vejatorio dispensado hacia los abonados y aficionados y valorándose éstos como absolutamente perniciosos para la gestión de la Plaza de Toros de Las Ventas en particular y la Tauromaquia en general"

  •  Y en medio de la marea, un dato positivo: según Casas las cuentas de la temporada no serán deficitarias.

En la presentación de la Feria de Otoño 
Los exabruptos de Simón Casas, ante el silencio de la CAM

Cuando se le calienta lo boca, se dispara. Diríase que en norma de la casa, porque no es la primera vez, ni será la última, en la que Simón Casas se salga de madre en sus valoraciones y opiniones. generalmente para hacer recaer las culpas en otros. Y así, entre otras perlas, en la rueda de prensa celebrada este jueves, el productor Casas ha dicho:

“Algunos aficionados son masoquistas, parece que les gusta que les den. Dimos una corrida de toros más en San Isidro y otra más en Otoño y nadie dice nada. Sólo van mirando lo negativo, nunca lo positivo. Son peores que los antitaurinos. ¡Seamos solidarios! Y después las tonterías que se dicen, que si crúzate… a mí me podrán decir que si no he puesto a tal o cual novillero, pero a mí, o al maestro Curro Vázquez, no nos digan que se torea más cruzado, pues baja tú, que no tienes ni puta idea de toros. Sólo quieres destrozar y decir estupideces. ¿Por qué una minoría tiene que imponerse a una mayoría?”.

“Hacemos un abono joven de 105 euros y esos aficionados se quejan porque algunos jóvenes con pantalones cortos les han fastidiado la Feria de San Isidro tocando las palmas o gritando a destiempo. ¡Todo es criticar! Lo que estamos haciendo es fomentar la Tauromaquia entre los jóvenes. ¿Qué imagen le estamos dando a estos chicos? Si no tratamos de amarnos en vez de odiarnos, siempre defendiendo la esencia, la Fiesta no tiene futuro. Como presidente de ANOET denuncio los abusos de la extrema minoría”.

“A veces los enemigos del toreo están dentro: a veces en forma de aficionados, a fuerza de criticarlo todo; y también en forma de empresarios, cuando utilizamos métodos obsoletos; o en forma de figuras, por no adaptar su economía a la economía de mercado”.

Algunas organizaciones, como el Ateneo Cultural Taurino Orson Welles, ha solicitado de inmediato la dimisión de Casas, o en su caso que la CAM resuelva el actual contrato en vigor. La reacción en las redes sociales tambien resultaron inmediatas, con un aluvión de críticas para el actual gestor de Las Ventas. Tres ejemplos:

-- ¿"Amenos la fiesta" dice el señor Simón Casas? Efectivamente somos los aficionados quienes amamos esto, usted ama su interés y su bolsillo.

-- “Voy a renovar el abono porque Las Ventas está por encima de cualquier persona, pero desde hoy haré todo lo posible por echar a Simón Casas”.

-- “Las palabras de Simón Casas son una auténtica VERGÜENZA. Propias de alguien que solo mira por el bien suyo. Y las cosas no son así. NO”

  • Otros asuntos de las declaraciones de Casas
El Congreso taurino:

La Tauromaquia no está condenada siempre que aficionados, prensa y profesionales la defendamos con inteligencia, argumentos y pasión lo que, a la postre, es nuestro patrimonio y nuestra cultura”.

Como presidente de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), “este invierno voy a intentar unir a todas las fuerzas del toreo --toreros, ganaderos, empresarios-- para después hablar con los políticos. Los políticos necesitan información, a veces se equivocan pero no siempre es culpa suya, también nosotros somos culpables por no explicar nuestra situación, la economía, la estructura y el arraigo del sector. Si no hacemos nada, la Fiesta no tiene futuro”.

“No somos una fiesta subvencionada ni pedimos subvención, pero, ya que no lo hacemos, tenemos que decir que no podemos soportar más los costes de producción que tiene este espectáculo”.

Los usos alternativos de la Plaza:

“Se han dicho muchas cosas, he oído de todo y todo es falso, la única verdad es que la CAM y Plaza 1 van de la mano para poder con el cambio de criterio del Ayuntamiento en este aspecto. Nuestra relación es excelente y así tiene que ser porque si le pasara algo al edificio, entonces sí que sería un peligro para la Fiesta”.

“Hay mucho antitaurino en las instituciones que está a la espera de que le demos cualquier motivo para alterar el destino de Las Ventas. Eso sería dramático. El objetivo es que no se interrumpa la temporada taurina normal. Con las conclusiones de los arquitectos esperamos que no se interrumpa, pero de ser así sería mejor adecuar la plaza aunque se tenga que alterar la temporada”.

“De momento no pedimos compensaciones, porque vamos de la mano de la Comunidad de Madrid". Aunque sí que ha reconocido que han perdido un dinero potencial por los atípicos, "que nos hubieran podido vestir más la programación taurina".

En beneficio

Tras reconocer que no han podido llevar a cabo otra de sus ideas, que consistía en unir lo lúdico con lo taurino, Casas ha sostenido que "las cuentas de Plaza 1 no van a ser deficitarias, por mucho que digan por ahí que estamos arruinados".



jueves, 17 de agosto de 2017

EL ATENEO CULTURAL TAURINO "ORSON WELLES" REPUDIA A SIMÓN CASAS Y PIDE A LA C.A.M. SU EXPULSIÓN DE LAS VENTAS.




Las dos Cristinas / por Ricardo Díaz-Manresa


Cristina Cifuentes                         Cristina Narbona

De niño oía la siguiente canción:
“María Cristina me quiere gobernar
Y yo le sigo le sigo la corriente
Para que luego no diga la gente 
Que María Cristina me quiere gobernar”

Pues ahora en la política y en el toreo tenemos dos Cristinas 
que no sé si nos quieren gobernar, pero pueden hacerlo.


Las dos Cristinas

Ricardo Díaz-Manresa
Avance Taurino
17- agosto- 2017

De niño oía la siguiente canción:

“María Cristina me quiere gobernar
Y yo le sigo le sigo la corriente
Para que luego no diga la gente 
Que María Cristina me quiere gobernar”

Pues ahora en la política y en el toreo tenemos dos Cristinas que no sé si nos quieren gobernar, pero pueden hacerlo.

Del sometimiento a la voluntad femenina de la pareja en aquella canción a la gobernabilidad pública ahora. Cifuentes manda en la Comunidad de Madrid y, en consecuencia, en la plaza de toros de Las Ventas, propietaria y arrendadora de la misma.

Y Narbona, en el PSOE, nombrada recientemente presidenta. Y no sé si manda o no, si la deja o no Sánchez pero ahí la ha puesto.

A Cifuentes le toca atajar, solucionar o mirar para otro lado en la polémica en torno a la plaza de toros de Las Ventas. Incluso se le ha pedido que rescinda el contrato a la empresa de Simón Casas-Nautalia y que la Comunidad con Cristina espabile. En los últimos 13 años se ha embolsado la propietaria de la plaza casi 48 millones de euros.

Después tiene el problema de las obras de la Monumental que debe ser puesta al día como gran plaza de toros, no coso multiusos. Aquí se dan toros y, si se puede, además –pero además- lo que sea menester.

La denuncia periodística por el incumplimiento del contrato se centra en que no se ha dado el número ni la calidad de los festejos prometidos y que desde el 26 de junio no se ofrece una corrida de toros hasta el día de la Paloma. Una excepción. Julio y agosto en blanco con novilladas nocturnas en sábado y desaparición de las corridas tradicionales dominicales, salvo la del día de la Paloma. Tampoco hubo las prometidas de los viernes.

Del 26 de junio al 15 de agosto sin matadores de toros con probable buen futuro.

A Simón Casas lo acusan de llegar al arrendamiento criticando fuertemente el pliego, diciendo que era imposible de defender, pidiendo a los demás empresarios par que no se presentaran y haciéndolo él en el último momento dejando con un palmo de narices a Taurodelta, empresa rutinaria pero seria que se había presentado por la mínima. Madrid necesitaba un cambio, pero un buen cambio.

Recuerdan que no han repercutido la bajada del IVA en el precio de las entradas.

Se pide desde un periódico y desde una peña taurina como resumen que Casas-Nautalia renuncie a su modelo de gestión o al contrato.

La respuesta de Simón ha sido que ahora no hay que bajar las entradas. Después de San Isidro habló de su feria en Tendido Cero como Alicia en el país de las maravillas. Después está callado. Incluso con las obras de la plaza. Todo alucinante cuando no he visto más cambio que un gran marketing apoyado en mucha publicidad.

Ahora la que tiene que responder es Cristina Cifuentes porque dio la impresión de que su equipo y ella pensaron bastante en el dinero para adjudicar la plaza.

Y hay otra mujer con noticia importante. La nueva presidenta del Psoe, otra Cristina, que se apellida Narbona, exministra, tiempo ha, con crítica no maravillosa entonces, que vuelve lanzando un responso por los toros. Dice que sólo es cuestión de tiempo que desaparezcan. 

Pero esto necesita otro artículo.

De momento, dos Cristinas pueden mandar en los toros. Una lo hace desde la Comunidad de Madrid y la otra lo puede hacer desde el PSOE.

Un toro de vacas / Por Paco Mora



 ¡Para que luego les hagan ascos las figuritas de pitiminí 
a los pupilos de Los Romerales!

Un toro de vacas

Paco Mora
A “Bullicioso” le han dado el premio en Málaga, pero era más; era un toro de vacas. ¡Cuántos se han indultado por esas plazas de Dios con la mitad de merecimientos que el de Fuente Ymbro, al que Ureña le tenía cortadas las dos orejas con una faena más pura que el Espíritu Santo, malograda con la espada! La cosa quedó en una oreja, con su correspondiente vuelta al ruedo en olor de multitudes. Toda la corrida embistió pero es que “Bullicioso” se salió del marco. Bravo, entipado, codicioso, con el trapío propio de la casa, fue un toro de consagración y Paco Ureña dio con él dimensión de figura del toreo. Que mérito tiene el de Lorca pisando cada tarde terrenos auténticamente volcánicos. “Bullicioso” le habría consagrado definitivamente en Madrid, porque fue un toro de verdadera importancia. ¡Para que luego les hagan ascos las figuritas de pitiminí a los pupilos de Los Romerales!

Jiménez y Garrido no tuvieron su tarde. Quizás les sorprendió tanta bravura. Fue la corrida de Fuente Ymbro material adecuado para jugar fuerte, y se hubieran podido cortar cuatro o cinco orejas en la tarde malagueña. Pero el público demostró una vez más que el toro es el elemento principalísimo de la Fiesta, porque aplaudió a casi todos los toros de la corrida.

Noticia relacionada:

José Luis Lozano: "El PSOE ha hecho mucho por los toros"


José Luis Lozano, en medio, junto a sus hermanos Efe

La voz más autorizada de los empresarios taurinos habla con EL ESPAÑOL. "No me gusta el sistema: los toreros no se retiran, parecen notarios" / "Las Ventas funcionará si tiene un gran equipo".


José Luis Lozano: "El PSOE ha hecho mucho por los toros"

La voz de José Luis Lozano es patrimonio de la afición a los toros. Desgarrada, la afonía con más personalidad de España. A la cabeza de la familia que mejor ha entendido el toreo en las últimas décadas, descuelga el teléfono con naturalidad, sin citas ni gabinetes de comunicación. “¿Diga?”. Apoderado, empresario y ganadero, tiene una clarividencia que se echa en falta en los despachos. No hay impostación, ninguna forma, quizá el personaje amasado por el núcleo del sistema, esa radiación que le da rango de capitán. 

Empresario con afición antes de que se convirtiera en oxímoron, aquella época donde la palabra taurino no era un insulto. La inercia del optimismo de los 90, los años de colores. El molde está construido por tantas horas de vuelo embarcando toros, contratando y diseñando toreros, dirigiendo plazas. A través del auricular se aprecia esa sonrisa fácil, sincera, alimentada por el aire, el ambiente, huele a algo, esa arquitectura sentimental que fue capaz de reproducir Jaime de Armiñán en Juncal. José Luis Lozano, aquel Madrid de apretones de mano, Batán y tertulias, famosos y dominguines, el undergrounddorado, el Savoy de Las Ventas, es mitología de la tauromaquia, mide sus análisis al milímetro y decide cuando se acaba la conversación. A punto de desvelar el grial del toreo, se detiene. “Bueno, yo creo que tienes ya para escribir un libro”, remata la improvisada conversación.

¿Cómo ve la situación actual de Las Ventas como plaza de temporada?

Madrid ha sido plaza de temporada de toda la vida. Siempre se han dado festejos en verano. Las plazas de temporada son un vivero, la cantera para que salgan toreros. Barcelona y Valencia lo eran, primero toreaban allí los novilleros, se les repetía, y llegaban a Madrid a que le dieran el visto bueno para ser matadores de toros. Cogían fuerza como cohetes directos a tomar la alternativa. Eso ha cambiado. Ahora sólo queda Madrid.

Este año sólo se va a dar una corrida de toros en todo el verano.

El resto de festejos eran corridas, aparte de la Prensa y Beneficencia. Todos los domingos y algunos jueves. Gracias a eso se consolidaban los toreros. Madrid es curioso: hay que conseguir que, además de las figuras del toreo, toreen 10 o 12 tardes toreros con cartel en esa plaza. Había muchos que no tenía cartel de figuras pero que en Madrid gustaban, tenían ese estatus. Frascuelo tenía cartel en Madrid. Fernando Robleño. El Cid. Te estoy hablando de hace ya 15 años. No eran figuras pero tenían su sitio.

¿Qué torero gusta en Madrid?

Cualquiera. El que torea bien, el que se arrima. La capacidad de Madrid es infinita. Han tenido como toreros a Pepe Luis Vázquez y a Manolete.

¿Qué recuerda de la época en la que fueron empresarios de Las Ventas?

Fue una época muy bonita. Cogimos la plaza después de que la dejara Manolo Chopera, que fue un gran empresario, con 700.000 espectadores, y la soltamos con 1.350.000.

¿Cuál fue la clave en esa gestión?

Nosotros cuandos nos presentamos a Madrid lo hicimos con mucha afición y un gran equipo. Florito, Miguel Potra, Fidel de Salamanca, y todo revisado por mi hermano Pablo y Manolo Cano como gerente. Todos tenían mucha afición. Querían hacer cosas y sacar toreros. Dar al público lo que quería. Estaba de moda ir a los toros. Claro que se pone de moda cuando hay interés en el ruedo. Las Ventas es distinta a cualquier otra plaza de feria. En Madrid hay que estar todo el año, en invierno y en verano programando cosas. Tiene que estar abierta.

¿Es una plaza que se tenga que gestionar en exclusividad?

Depende del equipo que tengas. Otra plaza puede ser compatible. Con un gran equipo, Madrid funciona.

¿Qué opinión tiene de Plaza 1, la nueva empresa?

La empresa nueva está con su optimismo. Hay que realizar las cosas. A ver cuando acabe la temporada que balance se hace. ¿Y de este San Isidro? En San Isidro ha habido una cosa buena: las figuras estuvieron bien y embistieron las corridas que tenían que embestir. Eso es muy importante. Aparte de otras cosas, tuvo el atractivo ese. Los días de expectación la gente salió contenta.

Ginés Marín le cortó las dos orejas a un toro de vuestra ganadería.

Es que los chavales estuvieron bien. Fíjate que Ginés Marín, Álvaro Lorenzo y José Garrido tienen cualidades pero le dan pocos toros. La gente no los conoce. El sistema este no me gusta. No me gusta. No se retira nadie. Hay ciento y pico de toreros. Estamos hablando de una profesión de alto riesgo. A los toreros que se les ha pasado el arroz que no sigan insistiendo. Hay que respetarlas, pero las grandes figuras están durando demasiado, están donde tiene que estar, desde luego. Otros se eternizan. Ocurren cosas raras, reaparecen unos, torean siete u ocho tardes. Habrá que apoyar a la gente nueva, ¿no? A las novedades.

¿Depende eso del toro?

No me lo explico. La gente no es exigente con ello, la prensa tampoco. En mi mentalidad de taurino no entra eso. Antes, todo el que llegaba a matador de toros tenía grandes condiciones. Los toreros que ganan dinero son cuatro o cinco, figuras. El objetivo es ese: hacerte millonario, ser figura. Si al segundo o tercer año veías que era inalcanzable te metías de banderillero o a otro negocio. Un torero dura hoy como un notario y eso no es normal.

¿En qué situación está el toreo ahora?

El toreo siempre ha tenido ciclos. Baches, crisis. La crisis económica le ha hecho mucho daño. Luego se ha puesto de moda hablar mal de los toros por parte de los políticos, que es una cosa increíble. En el partido socialista han sido grandes aficionados a los toros. La cantidad de taurinos que hemos tenido ahí: Enrique Múgica, Corcuera, Alfonso Guerra… El primer gobierno socialista ha sido el que más ha hecho por los toros pero han pegado una vuelta de 180 grados. Entiendo que a un señor no le gusten los toros. Eso de prohibir es diferente. ¡Es que es una costumbre, una vieja costumbre! Crea puestos de trabajo, está en el ministerio de Cultura y les da igual. Los toros son del pueblo. En los pueblos en los que no hay toros no hay fiestas.

Esta gente ridícula parece que no tiene que hacer otra cosa, cuando sus obligaciones son dos: no meter la mano en el cajón y empujar entre todos para ver si salimos ya de la crisis económica. Que dejen al toro en paz. No queremos que lo ayuden tampoco. A mí hay veinte mil cosas que no me gustan y no voy por ahí haciendo manifestaciones. Además, los antitaurinos están pagados. Van haciendo el cernícalo y saltando a las plazas de toros. Hay que tomar medidas porque puede pasar algo.

El aficionado tiene mucha paciencia.

Esa pasividad de los políticos no la entiendo. Tampoco entiendo ese odio. Cataluña ha sido la región más taurina de España. Se empeñaron en acabar con los toros, pero es que era el principio. Después de eso ha venido una y otra, una y otra.

¿Qué le hace falta a esta generación de empresarios?

Que vaya gente a los toros. Hay que trabajar para conseguirlo con afición y sacrificio. Tampoco lo tienen fácil. Para ser empresario taurino hay que trabajar mucho, empezar desde abajo, en una plaza pequeña. Ahora quieren ser empresarios y campeones del mundo. Primero hay que tener curriculum. Las cosas no salen por obra y gracia del espíritu santo. Los empresarios deben tener afición y no ser unos negados, claro. Porque si eres un negado por mucha afición que tengas no va a salir nunca nada.

¿Cómo es el trato con los toreros?

El trato con los toreros es difícil desde siempre. Hay muchos intereses personales, quieren manejar. Cada torero es un mundo. Entonces el empresario tiene que ser el árbitro y el arreglador. Con mano izquierda y dando el espectáculo que quiere el público, conociendo bien el mundo del toro. El empresario que conoce el mundo del toro lleva mucho adelantado.

¿Se están haciendo ahora las ferias de espaldas a la afición y pensando más en los intereses personales?

El público se orienta y se desorienta rápido. Puede ser. Los toreros toda la vida han tenido sus peñas. Como antes la vida de torero era corta, se tenía que dedicar al público porque eran sus clientes. Los toreros antes tenían un montón de peñas como los cantantes tienen sus fans.

Además de corridas de toros, en los planes de Plaza 1 estaba dar otro tipo de espectáculos.

Eso es muy bueno. Un local tan grande como Las Ventas no se puede quedar limitado, sin restar nada al taurino, ojo. Si es aprovechable, es un ingreso atípico más y eso es buenísimo. La plaza no puede estar cerrada. Con nosotros vinieron muchos, Julio Iglesias, algunos ingleses, Miguelito Bosé. Es un sitio ideal para dar espectáculos si no resta nada a los toros.


¿De todo el trato con toreros que ha tenido la familia, con cual se queda?

Siempre me quedaré con el recuerdo imborrable de Palomo Linares. Para nosotros ha sido muy familiar, un gran figurón. Espartaco ha sido una cosa parecida. Hemos estado desde niños rodeados de grandes figuras del toreo. Fíjate si ha habido figuras de la guerra para acá, como Luis Miguel y El Cordobés. Con Domingo Ortega teníamos predilección. También Marcial. Hemos conocido a toreros buenísimos, cada uno en su palo. El mejor no existe, eso no depende de cada uno. Sí se puede hablar de grandes toreros. En la década de los 90 hubo una gran generación de toreros. Ponce, Joselito, Finito de Córdoba, los últimos años de Espartaco y Ojeda, dos fenómenos. Esa generación tuvo la guinda de José Tomás y César Rincón. También novilleros con cartel como Juli.

¿Y qué falta ahora para que salga otra así?

Falta mover el cotarro. Toreros hay. Que salgan caras nuevas con competencia. A las grandes figuras, Morante, Ponce, Juli, hay que ponerle gente joven que le aprieten los machos. Y que se retiren los que sobran. Si no eres figura, me muero de la pena, como dicen en Colombia, pero hay que dejar la profesión. No es vitalicia. Hay que estar para ser figura.

La muerte de Víctor Barrio y la de Iván Fandiño ahora han conmocionado al toreo.

Son tragedias. Lamentablemente esas tragedias dan fuerza a lo nuestro. La gente se olvida de la autenticidad del toro. No hay un espectáculo tan importante. Voy a contarte una cosa. Estábamos Luis Miguel Dominguín y yo en Verona, porque queríamos dar toros.

-Es un marco ideal para hacerlo, el coliseo, todo aquello, ¿lo conoces?

-Sí.

Luis Miguel tenía mucha influencia ahí porque estaba casado con Lucía Bosé, quería dar toros y habíamos pedido ya los permisos municipales. Por la protectora de animales finalmente no se dio. Pero nos quedamos y una noche acudimos a la ópera, que actuaba Visconti. Fuimos a cenar con él a un restorande la zona y empezamos a hablar de su espectáculo. “El espectáculo mayor que hay en el mundo es una tarde de toros”, dijo Visconti. La muerte está latente, decía. “Muere un pura sangre y puede morir un hombre”, así lo dijo. No hay un espectáculo como este. Visconti era un gran partidario. Como él, mucho intelectuales. Cuatro o cinco nobeles han escrito de toros y ahora salen esos cernícalos que si no es cultura, esto y lo otro.