la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 9 de febrero de 2017

De la niña de Rajoy al familiar de Tebas / por Juan Manuel Rodríguez


Javier Tebas presidente Liga de Fútbol Profesional  


Con todo, lo más divertido de su intervención ha sido cuando, preguntado por la fecha del Celta-Real Madrid, usted ha dicho que no habrá ningún problema porque que lleguen ambos equipos a las finales europeas "habrá que verlo".´Me ha recordado usted a Mariano Rajoy cuando el otro día dijo que el precio de la luz iba a bajar... ¡porque iba a llover!...

De la niña de Rajoy al familiar de Tebas

Juan Manuel Rodríguez
No puede ser una competición seria aquella que está presidida por alguien que no es serio. O, por mejor decir, y para que no se enfade conmigo mi amigo Juan Pablo Polvorinos, por alguien que es serio a veces y que otras veces no lo es. Me refiero, por supuesto, a la Liga de Fútbol Profesional y a su presidente, Javier Tebas. Tebas será un hacha en lo que a defender los derechos de televisión se refiere; lo será también a la hora de buscar recursos para los clubes humildes debajo de las piedras. Pero, con respecto al asunto del aplazamiento del partido de Balaídos, la Liga española ha evidenciado unas carencias lamentables. Se ha sabido que hay campos que están en una situación desastrosa, se ha conocido que hay estadios con un informe técnico negativo desde hace años y que no se ha hecho absolutamente nada y es público y notorio que hay un artículo, el 205, que se incumple con alegría, como si nada importase.

La intervención de Javier Tebas de ayer vuelve a dejarle muy mal a él, también a la competición que preside, y es claramente lesiva para uno de los clubes que integran la Liga, y no precisamente el menos importante de todos. Vamos a ver, ¿quién dijo, don Javier, que el temporal del norte de España fuera un chirimiri? ¿Quién? ¿Quién dijo, como usted ha afirmado, que el desprendimiento de parte de la cubierta de Balaídos se arreglaba en 3 minutos? ¿Quién lo dijo?... Usted no puede afirmar eso porque, si lo hace, está usted mintiendo. Nadie habló nunca de chirimiri ni nadie dijo que la cubierta pudiera arreglarse en 3 minutos. Se habló del temporal del sábado, que ya no era tal el domingo; y, desde el Real Madrid, humildemente, se preguntó si la zona dañada no podría ser reparada en 36 horas, y no en 3 minutos, que eran las horas que distaban entre la decisión de aplazar el partido adoptada por el alcalde de Vigo (que esa es otra) y el inicio del encuentro.

Con todo, lo más divertido de su intervención ha sido cuando, preguntado por la fecha del Celta-Real Madrid, usted ha dicho que no habrá ningún problema porque que lleguen ambos equipos a las finales europeas "habrá que verlo".´Me ha recordado usted a Mariano Rajoy cuando el otro día dijo que el precio de la luz iba a bajar... ¡porque iba a llover!... A usted le parecerá divertidísimo que se tenga que aplazar un partido para el que no hay fechas porque la Liga consiente que haya estadios con un informe técnico negativo guardado en el cajón de la mesilla desde hace 3 años. Y le parecerá un modelo exportable a la Premier, por poner un ejemplo, el que una competición que mueve millones de euros tenga que rezar para que dos de sus equipos participantes no alcancen las finales europeas para que así no haya problema de fechas. Pero no es divertido, no, no lo es.

China está muy bien, señor Tebas. La muralla china. El oso panda. El pino taiwanés. El mono de pelo dorado. El Palacio de Potala. El tofu. Los brotes de bambú. A todos nos encanta China. Pero usted, don Javier, tiene problemas aquí, en España. Son problemas serios y que necesitan ahí de gente responsable y formal, no de showmans. Este sábado, entre las 2 de la tarde y las 9 de la noche, debió usted estar viendo La casa de las dagas voladoras, Sorgo rojo y El tigre y el dragón porque, de lo contrario, no se entiende que estuviera desaparecido, recibiendo, al parecer, unas presiones insoportables que, por cierto, se pasó por el forro. Véngase para España, Tebas, véngase para España. Oriente está muy bien pero Occidente le necesita. Tiene aquí algunos problemillas que no le va a solucionar ese familiar suyo que le presionó el otro día. Véngase para España no vaya a ser que se le olvide el español. Y hable usted con el debido respeto del mejor club deportivo de la historia, don Javier.