la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 14 de febrero de 2017

Enrique Ponce: «Nombras España y ves un toro bravo: forma parte de nuestra identidad»


Enrique Ponce posa en su casa madrileña junto 
a un precioso vestido de torear


La afición existe, forma parte de la cultura popular española. Mientras exista un toro bravo y un hombre capaz de enfrentarse a él para crear belleza, seguirá habiendo corridas. Si se acabaran, España perdería parte de su identidad: nombras España y ves un toro bravo.


ANDRÉS AMORÓS / ABC MADRID

-Después de 27 años como figura del toreo, en 2016 vivió usted una de sus temporadas más triunfales. ¿Cómo explicaría que su tauromaquia alcance niveles artísticos cada vez más altos?

-No tiene una explicación lógica: simplemente, es lo que soy, torero, y hago lo que sé, torear. Además de mi profesión, es una forma de vivir, de sentir, de ser. Sueño con mejorar mi toreo, día a día; intento ahondar, buscar dentro de mí. En el toreo, hay mucho que no se ve, se siente; no se trata solo de pegar pases. Es una evolución interior, espiritual: el intento de transmitir tus sentimientos, de torear entregando el alma. De esa ilusión me alimento.

-¿Qué opina de los ataques de la izquierda radical a la Fiesta?

-Muchas gentes de izquierdas han sido aficionadas a los toros. Lo nuevo son los antisistema, que están en contra de cualquier tradición y símbolo de España. Supongo que muchos de ellos adoptan esa actitud por pura estrategia política, usan el toro como arma arrojadiza. Apenas llegan al poder, proponen suprimir las corridas. Pero, les guste o no, el toro forma parte de las fiestas populares de España.
«La Fiesta no es un espectáculo más: mueve a muchos corazones, tiene importancia económica y medioambiental»

-Usted leyó el manifiesto, al final de la gran manifestación taurina de Valencia.

-Fue un acto necesario porque nos sentimos muy poco respetados. Por primera vez, nos unimos para reivindicar lo que amamos y que nos quieren quitar: la libertad de ejercer una profesión y de que los aficionados asistan a un espectáculo legal, que posee una tradición de muchos siglos. La Fiesta no es un espectáculo más: mueve a muchos corazones, tiene importancia económica y aporta beneficios medioambientales. Directa o indirectamente, muchos españoles viven del mundo del toro, que forma parte indudable de nuestra cultura.

-En 2017, ¿le gustaría torear en Barcelona?

-¡Me encantaría! La ley nos ampara y hay que aprovecharlo. Para empezar, debería ser una corrida importante.

-¿Podría alternar allí con José Tomás?

-¿Por qué no? Yo siempre estoy dispuesto y esta sería una buena ocasión.

-¿Cómo planea la temporada?

-Igual que las últimas: unas 45 corridas, sin rehuir ninguna plaza ni a ningún compañero, si me llaman en las condiciones adecuadas.

-Una novedad es el proyecto Crisol, para incorporar a los toros músicas no habituales.

-Aunque a algunos les sorprenda, las pruebas han funcionado perfectamente. Respeto mucho los pasodobles, pero creo que otro tipo de música (clásica, género lírico, de cine) añadiría un nuevo atractivo, sin desvirtuar ningún elemento esencial de la Fiesta. Contaríamos con una orquesta en directo y un tenor o soprano. Serían acontecimientos singulares, eligiendo muy bien los lugares. He hablado ya con algunos diestros y con cantantes: todos están encantados.

-¿Qué España desea para sus hijas?

-Como cualquier padre: una España con paz, seguridad, educación, respeto a los demás, armonía y libertad.

-Eso incluye la libertad de ir o no a los toros.

-¡Por supuesto! Hay que buscar un entendimiento razonable entre los que son aficionados y los que no. No se puede acabar con el toro bravo, una especie única en el mundo, que sólo existe donde se celebran corridas.

-¿Es optimista con el futuro de la Fiesta?

-Sí lo soy. La afición existe, forma parte de la cultura popular española. Mientras exista un toro bravo y un hombre capaz de enfrentarse a él para crear belleza, seguirá habiendo corridas. Si se acabaran, España perdería parte de su identidad: nombras España y ves un toro bravo.

DATOS PERSONALES
Nacimiento: Valencia, 1971.
Profesión: Es matador de toros, con alternativa de 1990.
Hitos: Durante diez temporadas seguidas (de 1992 a 2001) toreó más de cien corridas. Sus estadísticas no tienen comparación: ha toreado 2.300 corridas y matado unos 4.700 toros.
Aficiones:Le gusta cantar, cazar y jugar al fútbol y el golf.