la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 9 de febrero de 2017

Illescas; Pepe Luis reaparece en la Corrida de La Primavera



Pepe Luis: «Morante me quiso cortar la coleta, pero yo le dije que la dejara ahí por si acaso»


Ambos toreros compartirán cartel, junto a Manzanares, el 11 de marzo en Illescas en la Feria del Milagro.

«Es el momento de revivir otra vez lo que hemos estado haciendo tantos años, de recuperar mi propio interior». Son palabras de Pepe Luis Vázquez, que volverá a enfundarse el traje de luces próximo 11 de marzo en la plaza cubierta de Illescas (Toledo) y ha reconocido que su amistad con Morante de la Puebla le ha devuelto «la ilusión por torear».

Después de su retirada oficial en Utrera, el 8 de septiembre de 2012, Pepe Luis encabezará un paseíllo el 11 de marzo que completan Morante de la Puebla y José María Manzanares, con toros de José Vázquez.

El hijo del llamado Sócrates de San Bernardo está desempolvando estos días la vida de torero, la atención de la prensa y los aficionados. «A pesar de la responsabilidad y la preocupación es un regalo para mi espíritu», asegura el matador, que ya roza las seis décadas de vida. Y afirma en una entrevista con Efe que, pese a la inactividad, siempre ha vivido «como torero».

«Mi amistad con Morante me ha devuelto la ilusión por torear. A pesar de la responsabilidad, es un regalo para mi espíritu»

Se siente especialmente confortado por la acogida de sus partidarios y sus propios compañeros: «La verdad es que me siento un poco abrumado por tantas muestras de afecto y admiración; ha sido algo muy hermoso».

Pepe Luis Vázquez destaca el papel «fundamental» que ha ejercido Morante de la Puebla en esta vuelta. Ambos diestros han compartido tentaderos, confidencias y han profundizado una amistad que según el veterano matador ha servido «para revivir la ilusión y las ganas de volver a torear».

«Morante tiene una afición desmedida y está rescatando cosas de tauromaquias antiguas gracias a que tiene una facilidad y capacidad excepcionales», destaca el veterano torero sevillano, quien elogia también que «es una persona culta que disfruta con los entresijos del toreo y las historias antiguas; da gusto estar y conversar con él».
Espejos toreros

Pepe Luis también rescata sus espejos toreros y, además de su padre, el recordado maestro del mismo nombre, pone un especial énfasis en el nombre de Antonio Bienvenida: «Muchos aficionados me han dicho que me parecía más a él que a mi padre», recuerda. «Tenían características muy similares: la naturalidad, la torería, la magia... Son cosas que echo mucho de menos», destaca el matador.

En esa línea Pepe Luis Vázquez afirma que «el animal que sale hoy a las plazas de primera pone muy difícil interpretar ese tipo de toreo. Se ven pocos aspirantes en el campo que mantengan esa impronta, esa magia... No corren buenos tiempos para esa forma de torear».

«Muchos aficionados me han dicho que me parecía más a Antonio Bienvenida que a mi padre»

Pepe Luis Vázquez no quiere aventurar qué pasará después de torear en Illescas, aunque no descarta volver a vestirse de luces en alguna ocasión especial. «No hay nada preparado y a estas alturas ya no pretendo muchas más cosas, pero si todo fuera bien y surgiera otra ocasión... sería algo similar», aclara.

El veterano diestro reconoce no haber perdido la forma física en los años de inactividad y confiesa que cuando se despidió en Utrera no sabía aún si sería la última.

«José Antonio (Morante) me quiso cortar la coleta, pero yo le dije que sí, que ese día me despedía, pero que la dejara ahí por si acaso», bromea el matador que se siente animado por sus compañeros de profesión, aunque es una circunstancia que le «compromete y aprieta mucho».