la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 12 de febrero de 2017

Real Madrid. Los Tattaglia vuelven a la carga / por Juan Manuel Rodríguez


Juan Antonio Alcalá y parte del equipo de Deportes COPE en su llegada en 2010

"...es importante recoger la cantidad de burradas que se dicen del Real Madrid, de su entrenador, de algunos de sus jugadores (Morata e Isco, por ahora, se libran) y, especialmente, de su presidente, Florentino Pérez, "el tío que..." según Juan Antonio Alcalá, periodista de la Cadena Copser.."

Efectivamente, tal y como apuntaba al comienzo de la semana que ahora acaba, el periodismo deportivo español ha mandado a galeras al Real Madrid por la provocación que supuso el que el líder de la Liga pretendiese jugar su partido contra el Celta o, llegado el caso, que el equipo local habilitase un campo alternativo en el cual poder disputar el encuentro, tal y como aparece reflejado en el reglamento de la Federación Española de Fútbol.

Los Tattaglia vuelven a la carga

Juan Manuel Rodríguez                                                                 Efectivamente, tal y como apuntaba al comienzo de la semana que ahora acaba, el periodismo deportivo español ha mandado a galeras al Real Madrid por la provocación que supuso el que el líder de la Liga pretendiese jugar su partido contra el Celta o, llegado el caso, que el equipo local habilitase un campo alternativo en el cual poder disputar el encuentro, tal y como aparece reflejado en el reglamento de la Federación Española de Fútbol. Un minuto más, y el Real Madrid y Florentino Pérez, que ya sabemos que mató varias veces a Manolete, habrán sido los culpables de la eliminación del Celta en las semifinales coperas. Del Madrid, y de quienes hemos defendido que el club blanco explorara todas las posibilidades para jugar el partido, se ha dicho absolutamente de todo, incluso que no nos importaba poner en riesgo vidas humanas con tal de que el Real jugase contra los teóricos suplentes de Berizzo: ¡qué malos somos!...

En El Primer Palo tenemos una sección los viernes, la que comanda Richard Dees, la de Al infierno con los Tattaglia, que, en mi opinión, es tan necesaria como el aire que respiramos. Me supone, y Richard lo sabe, algún disgustillo que otro pero, al final, yo creo que el balance es muy positivo. Es sólo un granito de arena, un mosquito que se atreve a colocarse delante de la Brunete mediática antimadridista, pero me parece que es importante recoger la cantidad de burradas que se dicen del Real Madrid, de su entrenador, de algunos de sus jugadores (Morata e Isco, por ahora, se libran) y, especialmente, de su presidente, Florentino Pérez, "el tío que..." según Juan Antonio Alcalá, periodista de la Cadena Copser. Como yo oigo poca radio deportiva, cuando llega el viernes me encuentro con un pastel de idiocia y demagogia de un tamaño descomunal. Y, claro, me atraganto.

Cabe la posibilidad de que yo esté equivocado. Puede ser que, efectivamente, al club deportivo más solidario del mundo le importen un bledo las vidas humanas. Pero, y lo digo por experiencia personal, con los Tattaglia no se puede discutir porque para discutir es necesario argumentar, y esa es una asignatura que no aprobaron en su día. Un buen amigo me dijo el otro día que la mitad de mis artículos están destinados a contar lo mal que todo el mundo se porta con el Real Madrid; de ser así, me parecen pocos. Y, en realidad, poco importa que yo pueda decir que el periodismo deportivo denigra, en general, al equipo blanco... sino que sea cierto. Para mí es importante alzar el dedo. Lo seguiré haciendo. Por dignidad, por decoro y por respeto a mi profesión. Aunque habrá quien sostenga que periodismo es llamar "tío" o "psicópata" al presidente del Madrid y acusar al club blanco de cambiar vidas humanas por un partido de fútbol. Pues ese día yo falté a clase.