la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 9 de agosto de 2017

Perú. En Cora Cora… Jesús Enrique Colombo de nuevo en hombros: corta tres orejas en la segunda tarde.


Jesús Enrique Colombo ha causado todo un alboroto en esta localidad, de cierto modo su padre, el matador retirado Jesús Colombo goza de mucho cartel y afecto en toda esta zona sureña. En la víspera, tarde que iniciaba el ciclo ferial en honor de la Santísima Virgen de las Nieves, ya había cortado dos orejas y salido a volandas en triunfo. 


En Cora Cora… Jesús Enrique Colombo 
corta tres orejas en la segunda tarde

Cora Cora, Ayacucho (Perú) Lunes 7 de agosto
Monumental Plaza de Toros Virgen de las Nieves, con fuerte brillo solar y totalmente llenos los palcos y tendidos, se dio la segunda tarde taurina (Festejo Mixto) lidiándose diez toros de las ganaderías de: Navarrete los echados en 1° lugar, destacó en muleta pero se rajó pronto, el 5° complicado; de Taboada, el 2° complicado mansurrón, y el 3° rajado; de San Pedro el 6° muy bueno, precioso de tipo colorado ojo de perdiz, y el 7° sin fuerzas inválido de la mano izquierda, de Rodríguez el 4° de buena condición y el 8° complicado y mirón. El 9° fue de Tierra Brava que se dejó y el 10° de Santa Rita que no se picó, manejable. Destacaron el 4° de Rodríguez premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre y el 6° de San Pedro.


Colombo hizo en solitario el paseíllo conforme se reseña en la ficha pues su alternantes Sánchez Vara y El Zapata llegaron pasada la hora por haber hecho el viaje el día anterior desde la central Palca con 19 horas de viaje en la furgoneta que compartieron.

Jesús Enrique Colombo: Oreja y dos orejas y palmas.

Uriel Moreno El Zapata: Silencio, silencio y palmas.

Sánchez Vara: Silencio, oreja y silencio.

Detalles:

Tras el paseíllo en solitario del novillero Jesús Enrique Colombo, pues sus alternantes arribaron pasada la hora debido al largo viaje emprendido desde la víspera, se guardó un minuto de silencio en memoria del matador Iván Fandiño. El orden de lidia se alteró debido al contratiempo señalado.

Colombo toreó cuatro astados mientras que los matadores tres cada uno.

Al son de los wacqrapukus especie de clarines andinos fabricados con las astas de los vacunos, se anunció el inicio del festejo.


Las reses son arrastradas por una yunta de bueyes tal como es tradición aquí y fueron chlladas con cerveza por las comparsas de las agrupaciones oferentes que nombran a cada toro de forma muy singular : Taurino de Oro, Olé Capitán, Sarita, Gracias por todo Mamacha Trini, Cortesano, Rubio Habas Puspu, Marqués de Chancay, Gratitud eterna, Islero, Siempre Unidos.

Premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre el toro Siempre Unidos echado sexto, de San Pedro.

Los dos últimos toros se lidiaron en sombras.
___________

Llegamos a Cora Cora, la pintoresca capital de la provincia de Parinacochas en el sur del departamento de Ayacucho, tras más de 19 horas de viaje alternando transportes, desde la región centro del Perú, agobiados por un malestar general producido por el soroche el mal de alturas, al haber sorteado en la larga ruta, abras y pasos por sobre los cuatro mil metros de altitud. Con las mismas bajamos del bus y nos dirijimos, con equipaje en mano, hacia la colina donde esta emplazada la Monumental Plaza de Toros al instante mismo que sonaba el wacqrapuku iniciando el festejo, mareados pero decididos a no perder detalle alguno para nuestra labor.


Jesús Enrique Colombo ha causado todo un alboroto en esta localidad, de cierto modo su padre, el matador retirado Jesús Colombo goza de mucho cartel y afecto en toda esta zona sureña. En la víspera, tarde que iniciaba el ciclo ferial en honor de la Santísima Virgen de las Nieves, ya había cortado dos orejas y salido a volandas en triunfo. Hizo en solitario el paseíllo conforme se reseña en la ficha pues su alternantes Sánchez Vara y El Zapata llegaron pasada la hora por haber hecho el viaje el día anterior desde la central Palca con 19 horas de viaje en la furgoneta que compartieron. Admirable la capacidad física de los toreros para en esas condiciones hacer frente a sus compromisos.

Jesús Enrique estuvo muy bien con el primer toro de la ganadería Las Ventas del Señor de los Milagros de Navarrete, al que pese a rajarse al final le permitió mostrarse y tocar pelo. En el cuarto de Iván Rodríguez, tras no vérsele en la capa lo supo entender en la muleta, a base de consentirlo y desahogarlo, dándole la pausa necesaria para reponerse y sacarle muletazos por ambos pitones de muy buena factura y lucirse en los palos. Mata con certeza y se le conceden las dos orejas y premiado el toro en el arrastre.


Javier Sánchez Vara es torero puro, le hizo una gran faena al echado en sexto lugar, un colorado ojo de perdiz y bociblanco, bien armado, precioso de tipo, de San Pedro. Realizando una labor para entendidos que lamentablemente en estos públicos casi no se percibe. El toro tenía nobleza y desplazamiento aunque sin humillar del todo, el diestro español lo metió en muleta y con mando y temple aprovechó con oficio la buena condición del burel. Pinchazo y estocada entera por lo que le conceden un apéndice.


Uriel Moreno El Zapata ha mostrado una condición física inmejorable tras el largo y penoso viaje para, con facultades, lucirse en cada par de banderillas tanto los propios como los del invite hecho por sus alternantes. Conocedor del ambiente local ha hecho gala del toreo bullidor resolviendo también las papeletas que le tocaron en frente, que fueron complicadas pues sus toros se le vencieron en más de una ocasión y tuvo en todos ellos a unos mansos complicados y mirones. No estuvo acertado con el acero por lo que no paseo trofeos.